This content is not available in your region

Remis: los drones submarinos belgas que cazan minas de la Segunda Guerra Mundial

euronews_icons_loading
EBU/ Un dron Rremus a punto de ser sumergido
EBU/ Un dron Rremus a punto de ser sumergido   -   Derechos de autor  Euronews
Por Euronews en español

Podría confundirse con un torpedo o con un submarino amarillo en miniatura. Pero es un dron diseñado para la cartografía subacuática.

Se llama Remus y está equipado con un sonar. Su misión es cazar minas en lugares de difícil acceso, como las aguas poco profundas, donde los dragaminas no pueden navegar.

El eco de un objeto sospechoso

En la base naval de Zeebrugge, en Bélgica, un equipo desminador maneja esta nueva herramienta, pensada inicialmente con fines científicos.

"Encontramos un eco en la imagen del sonar que parece sospechoso", cuenta Bruno Lecoq, jefe de la unidad. "Dependiendo de determinados criterios, le atribuimos una clasificación. Basándonos en ella decidimos si es necesario investigar in situ para determinar si el objeto detectado es un aparato potencialmente explosivo o no".

Hasta 300 000 minas perdidas

La misión es colosal: se cree que hay entre cien mil y trescientas mil minas en los 65 kilómetros de la costa belga. El principal objetivo ahora es asegurar puertos y playas.

"Las minas son una amenaza histórica debido al número de minas y bombas que se han lanzado en nuestras aguas, en Europa, en el Mar del Norte, durante las dos guerras mundiales", asegura Marie-France Godeau, oficial de la Marina de Bélgica. "Por desgracia también constituyen una amenaza actual".

Seis barcos de la Marina belga contarán con Remus en 2030.

En estos momentos de crecientes tensiones, las fuerzas navales europeas siguen con interés este proyecto.