Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Francia: fisuras en la unidad sagrada

Francia: fisuras en la unidad sagrada
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Unidad sagrada frente a la agresión del yihadismo.
Es el objetivo del Gobierno y del presidente francés tras los acontecimientos del viernes. El domingo, François Hollande recibió a todos los líderes de los partidos políticos, entre ellos el jefe de filas de Los Republicanos, el expresidente Nicolas Sarkoy. A la salida del encuentro, Sarkozy sorprendió por el vigor de sus críticas.

"Hago un llamamiento a la unidad, al reagrupamiento, a la sangre fría. Me dirigiré al Congreso, reunido en el palacio de Versalles, para unir a la Nación en esta prueba."

Nicolas Sarkozy. Líder de Los Republicanos:
“La palabra guerra no se pronuncia al azar, ni con ligereza…He dicho al presidente Hollande que creo que debemos elaborar respuestas adaptadas, lo que implica cambios en nuestra política exterior, en las decisiones en el plano europeo y modificaciones drásticas de nuestras políticas de seguridad.”

También recibida en el Elíseo, Marine Le Pen, jefa de filas del Frente Nacional se dijo solidaria con la unidad nacional, pero pidió medidas contundentes, sobre todo en las fronteras.

Marine Le Pen. Líder del Partido Frente Nacional:
“Hemos pedido que los controles que han sido establecidos lo sean de forma permanente y que Francia recupere definitivamente sus fronteras.”

El sábado, durante su tercera intervención ante los franceses, François Hollande hizo un llamamiento a la unidad de Francia:

François Hollande. Presidente de Francia:
“Hago un llamamiento a la unidad, al reagrupamiento, a la sangre fría. Me dirigiré al Congreso, reunido en el palacio de Versalles, para unir a la Nación en esta prueba.”

En enero de 2015, tras los atentados contra Charlie Hebdo y el Hyper Cascher que dejaron 17 muertos, fue el primer ministro quien se dirigió a la Asamblea Nacional. En aquella ocasión, la clase política fue unánime en su apoyo al Gobierno.