Última hora

Última hora

Una década en la cárcel por un aborto espontáneo

Leyendo ahora:

Una década en la cárcel por un aborto espontáneo

Una década en la cárcel por un aborto espontáneo
Tamaño de texto Aa Aa

Teodora Vásquez está en libertad.

Las puertas de la cárcel de mujeres de Ilopango, al este de San Salvador, se abrían de par en par para todo un símbolo de la lucha por la despenalización del aborto en su país.

Teodora, condenada a treinta años tras sufrir un aborto espontáneo, ha pasado más de una década en la cárcel.

"Sé que mi esfuerzo ha valido la pena y ahora yo estoy muy contenta de regresar nuevamente con mi familia, que durante diez años y siete meses estuve separada de ella pero ahora ya estoy con ellos nuevamente", ha dicho a las puertas de la prisión.

Teodora, quien ha recibido durante este tiempo el apoyo de numerosas oenegés como Amnistía Internacional, ha tenido un recuerdo emotivo para las veintisiete mujeres que cumplen condena en El Salvador por haber perdido a sus bebés. Uno de los países del mundo en donde cualquier tipo de aborto está penalizado.

El Supremo ha conmutado la pena impuesta a Teodora al existir "poderosas razones de justicia, equidad y jurídicas".

Un rayo de esperanza para las mujeres salvadoreñas.