Última hora

Última hora

Bangladés: el reto de compartir recursos con decenas de miles de rohinyás

Leyendo ahora:

Bangladés: el reto de compartir recursos con decenas de miles de rohinyás

Bangladés: el reto de compartir recursos con decenas de miles de rohinyás
Tamaño de texto Aa Aa

Unchiprang se construyó de la nada en solo un año tras la última represión militar en Birmania. Este campamento provisional en el sur de Bangladés acoge a unos 23.000 rohinyá s. La presencia repentina de un grupo tan numeroso de refugiados disminuyó los recursos locales como el agua y la madera para hacer fuego. La oenegé francesa Solidarités International, financiada por el departamento de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, ha instalado aquí tres surtidores de agua, y comprueba que la infraestructura sea utilizada tanto por los rohinyás como por el resto de la comunidad.

REDA BENDAHMANE, cooperante de Solidarités International:

"Trabajamos de una manera participativa, con comités locales para el agua y para el saneamiento compuestos por población local y por refugiados. Ellos nos aconsejan sobre las mejores localizaciones para su uso, para las fuentes de agua, para resolver los problemas que se puedan encontrar, y luego nosotros implementamos nuestras soluciones según sus indicaciones".

El señor Chackma es un bangladesí vecino del campamento. Forma parte del comité de gestión del agua de uno de los surtidores. Hemos podido ver cómo funciona el sistema en la práctica, al detectarse un problema con la calidad del agua en una de las fuentes.

ONGTACING CHAKMA, miembro del comité de gestión del agua:

"Cuando vinimos aquí ayer vimos que el agua estaba sucia. Vinieron todos los miembros del comité para identificar el problema. Ahora estamos revisando las cañerías esperando poder resolverlo".

Chackma trabajó junto a otros miembros del comité y un técnico de la oenegé para determinar lo antes posible el origen del problema.

SAIFUL BARI, cooperante de Solidarités International:

"Estoy aquí para ayudarlos, para darles apoyo técnico, puede que el problema sea importante. Yo estoy aquí para comprobar si lo es o no".

En este caso, el problema fue fácil de encontrar y resolver, y el comité fue capaz de gestionarlo por su cuenta.

SAIFUL BARI, miembro de Solidarités International:

"Los hemos entrenado técnicamente en cuestiones técnicas elementales para que puedan reparar ellos mismos los problemas básicos. Como hoy, simplemente abrieron una válvula y comprobaron si había barro o una nueva filtración, pueden hacerlo".

Solidarités International busca soluciones innovadoras para reducir la contaminación del agua y las enfermedades derivadas de ella. El reto es ahora adaptarse a las nuevas necesidades según evolucione la situación.