EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Los policías franceses logran un aumento salarial

Los policías franceses logran un aumento salarial
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El movimiento de las sirenas azules ha logrado parte de sus reivindicaciones tras una jornada de movilización.

PUBLICIDAD

"Es el reconocimiento del Estado, el reconocimiento material que habíamos exigido". Los sindicatos de la Policía francesa parecen satisfechos.

Tras la crisis del movimiento de los chalecos amarillos, una sola jornada de movilización ha bastado a las fuerzas del orden, con servicios mínimos, pero comisarías cerradas simbólicamente en varias ciudades, y ralentización de los controles en el aeropuerto de Roissy, para que el Gobierno responda, en parte, a sus reivindiacciones.

El ministro del Interior ha recibido en dos ocasiones a los tres principales sindicatos. El resultado es que Christophe Castaner ha aceptado subir los sueldos a los policías, a partir del 1 de enero. El aumento será, en principio, de 40 euros mensuales netos e irá subiendo gradualmente hasta alcanzar, dentro de un año, los 120 euros de media y los 150 para quienes ostentan mayor graduación.

La prima extraordinaria de 300 euros, vista con malos ojos por parte de los policías, solo la recibirán personal técnico, científico, administrativo y los empleados de prefectura movilizados por la crisis de los chalecos amarillos.

Queda pendiente, para enero, el tema de las horas extras que el Gobierno debe a los policías: 275 millones.

Pese a lo logrado, el movimiento de las sirenas azules mantiene la manifestación de este jueves en París.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

'La marcha de la cólera' de los policías franceses

¿Por qué se ha duplicado el número de suicidios en la policía francesa?

Francia acusa a Azerbaiyán de injerencia en los disturbios en Nueva Caledonia