Última hora

Última hora

La ultraderecha pugna por ser tercera fuerza en Estonia

La ultraderecha pugna por ser tercera fuerza en Estonia
Tamaño de texto Aa Aa

Incertidumbre en Estonia, en unas elecciones parlamentarias en las que las dos principales formaciones llegarían muy igualadas. La última encuesta otorga al centroizquierdista Partido de Centro, del primer ministro Jüri Ratas, un 24,5% de los votos, por detrás del liberal Partido Reformista, que lograría un 26,6%.

Se espera, además, un epectacular avance del ultraderechista Partido Popular Conservador (EKRE), con un 17,3% de las voces. Le seguirían el Partido Socialdemócrata, con casi un 11,9%, y el centroderechista Pro Patria, con un 10,1%.

"Será bastante triste si caemos en manos de los populistas, como ha sucedido en otros países de Europa e incluso en Estados Unidos. Espero que con estas elecciones haya algo más positivo para este país", dice Peter Janson, elector.

"Quiero que la economía de nuestro país mejore, y que se aumenten las pensiones y los sueldos, porque es imposible sobrevivir con semejante salario mínimo", señala otro votante.

En liza hay diez partidos y 18 candidatos independientes, aunque solo la mitad tienen opciones reales de lograr el 5% necesario para entrar en el Parlamento.

Unos 890.000 estonios están llamados a las urnas en este pequeño país báltico, miembro de la Unión Europea y de la OTAN.

La campaña ha estado centrada en la inmigración, la reforma del sistema tributario y el idioma en los colegios. La derecha pide que se elimine el ruso en la educación pública, pese a que esta minoría supone el 25% de la población en Estonia.