Última hora

Última hora

May no tiene apoyos para que se vote el Brexit por tercera vez

May no tiene apoyos para que se vote el Brexit por tercera vez
Derechos de autor
REUTERS/Peter Nicholls
Tamaño de texto Aa Aa

La primera ministra británica ha reconocido en la Cámara de los Comunes que todavía no tiene suficientes votos para su plan y ha pedido responsabilidad a los parlamentarios para evitar a toda costa un Brexit sin acuerdo. No obstante ha reconocido que continúa "creyendo que el mejor camino es que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) cuanto antes, ahora el 22 de mayo".

Más de cinco millones de firmas.

La iniciativa popular en línea para pedir a la Cámara de los Comunes que revoque el artículo 50 del Tratado de la Unión y, en consecuencia, se garantice la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE), ha superado los cinco millones de firmas.

Se trata de la mayor petición jamás registrada en el Parlamento británico.

Mientras, el Gobierno de May sale en tromba a desmentir un supuesto motín contra la primera ministra. Después de un fin de semana de declaraciones anónimas en la prensa sobre un golpe inminente para cambiar la cabeza del Gobierno, May reunió a los ministros en su residencia de descanso este domingo para poner orden. Un encuentro que hizo efecto. Varios pesos pesados como el ministro de Economía, Philip Hammond, cerraron filas en torno a May: "Cambiar a la primera ministra ahora no nos ayudará, cambiar de partido en el Gobierno tampoco. Tenemos que abordar la cuestión sobre qué tipo de Brexit es aceptable en el Parlamento".

También Michael Gove, ministro de Medio Ambiente y uno de los principales artífices del complot según algunos medios, desmentía la conspiración: "Creo que no es momento de cambiar el capitán del barco, Creo que tenemos que trazar el rumbo correcto y la primera ministra lo está haciendo, asegurándose de que tenemos un acuerdo que respeta el mandato del referéndum".

May encara una semana dura.

No es nada seguro que el Parlamento británico apruebe el acuerdo al que la primera Ministra llegó con Bruselas y la Cámara de los Comunes ha rechazado dos veces.

Mientras tanto, cientos de miles de personas salieron a la calle el sábado en Londres para exigir al Gobierno un segundo referéndum.