Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Muere tras seis años de cárcel el antiguo presidente de Egipto Morsi

Muere tras seis años de cárcel el antiguo presidente de Egipto Morsi
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Muere tras seis años en la cárcel el antiguo presidente de Egipto, Mohamed Morsi a los 67 años de edad.

Morsi, el único presidente de Egipto elegido democráticamente en junio de 2012 tras la llamada primavera arábe, fue depuesto por un golpe de Estado liderado por el actual presidente el general Al Sisi en 2013.

El fiscal general de Egipto aseguró este lunes que el derrocado presidente Mohamed Morsi se desplomó después de haberse dirigido al tribunal en la jaula en la que la justicia egipcia impone las declaraciones de los encausados.

La versión oficial añade que la hora de la muerte en el hospital fue este lunes las a las cinco menos diez de la tarde hora local.

La fiscalía añadió en un comunicado que un informe médico no mostró lesiones aparentes recientes en el cuerpo de Morsi.

No ha habido peritaciones forenses independientes a la oficial y el cuerpo del difunto todavía no ha sido entregado a la familia que desconoce incluso, por el momento, donde se halla el cadáver.

Varias ONG habían denunciado reirteradamente que la situación del expresidente Morsi en prisión era de "severo maltrato" que podría constituir tortura.

Human Rights Watch aseguró que la noticia de la muerte de Morsi es "terrible pero completamente predecible", ante la falta de permiso por parte del Gobierno "para darle adecuada atención médica, y mucho menos visitas familiares".

El expresidente egipcio sufría diabetes, había pasado diversas complicaciones médicas durante su estancia en prisión y había solicitado infructuosamente atención médica independiente.

La organización humanitaria había además criticado su confinamiento en aislamiento y que apenas había recibido dos visitas familiares en cuatro años.

Mohamed Morsi, una de las principales figuras de los Hermanos Musulmanes se convirtió en el primer presidente elegido libremente en toda la historia de Egipto. Fue en 2012, y un año después fiue derrocado por un golpe militar encabezado por el actual presidente egipcio, el general Abdelfataf al- Sisí.

El golpe militar trajo consecuencias inmediatas como la masacre de Rabaa al-'Adawiyya en la que fuerzas egipcias mataron a más de ochocientas personas. No ha habido procesamiento alguno de militares, ni de policías.

El nuevo gobierno declaró "terrorista" a la Hermandad de los Hermanos Musulmanes que encabezaba Morsi y a finales del 2013 fue condenado a cadena perpetua.

Durante su breve mandato de apenas un año, Morsi mantuvo casi siempre abierto el paso fronterizo entre Egipto y Gaza, lo que alivió el bloqueo de décadas impuesto por Israel a los palestinos de la franja. También apoyó a las gazatíes durante el conflicto con Israel en el verano de 2012, mandando ayuda y a su primer ministro sobre el terreno en plenos bombardeos del ejército israelí, lo que tensó las relaciones entre El Cairo y Tel Aviv, estabilizadas desde los acuerdos de paz de Camp David.

Mursi había llegado a la presidencia de Egipto casi por casualidad, al ser el candidato "de repuesto" de los Hermanos Musulmanes en las elecciones de 2012, las primeras democráticas celebradas después de la revuelta popular que un año antes acabó con los 30 años de mandato del "faraón" Hosni Mubarak quien tuvo más suerte que Morsi y tras el golpe de Estado de al-Sisí fue absuelto por la justicia de la violenta represión durante la llamada "primavera arábe".

Mohamed Morsi, ingeniero de formación, entró a formar parte de los Hermanos Musulmanes en 1979 y escaló en su organigrama hasta que en 1995 se convirtió en miembro del Consejo Consultivo, su máximo órgano de decisión.

Fue diputado en el Parlamento egipcio entre 1995 y 2005, cuando la Hermandad presentaba a sus miembros como independientes, y tras perder su escaño fue encarcelado en 2006 durante seis meses por apoyar las manifestaciones de jueces reformistas.

Durante la revolución de enero de 2011, que acabó con el régimen de Mubarak, fue recluido en la prisión de Wadi Natrun, al norte de El Cairo, junto a otros líderes islamistas, pero logró escapar gracias al caos y fue juzgado posteriormente por esa huida.

Desde su caída en desgracia, ha sido juzgado por múltiples cargos, junto a los principales líderes y representantes de los Hermanos Musulmanes, y ha recibido numerosas sentencias, por las que estaba condenado a acabar sus días en la cárcel.

De origen humilde, nació el 20 agosto de 1951 en el pueblo de Al Adwa, en el delta del Nilo, y se formó como ingeniero, llegando a ser entre 1985 y 2010 jefe del departamento de Ingeniería de la Universidad de Zagazig, cerca de su localidad natal.

Desde su derrocamiento, las autoridades egipcias han emprendido una dura represión contra los seguidores de la Cofradía y todos islamistas, tanto moderados como radicales, la mayoría de cuyo cabecillas se encuentran en la cárcel o exiliados.

A pesar de la represión, Morsi siguió defendiendo hasta el día de hoy su legitimidad como presidente de Egipto, que reivindicaba en las pocas sesiones en las que las cámaras podían capturar su imagen, cada vez más deteriorada.