Última hora

Vox ataca en Twitter a la víctima de violencia machista que plantó cara a uno de sus líderes

Vox ataca en Twitter a la víctima de violencia machista que plantó cara a uno de sus líderes
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Tras plantarle cara a Javier Ortega Smith, dirigente de Vox, Nadia Otmani se ha convertido en el nombre más sonado de este 25 de noviembre. Los de Abascal no han tardado en cargar contra la activista y víctima de violencia de género acusándola en sus redes sociales de ser “el prototipo de feminista subvencionada que utiliza el dinero de todos para vivir ella, en lugar de destinarlo directamente a las mujeres maltratadas”.

Aunque en un principio, Ortega Smith declaró ante la prensa que “no iba a entrar en polémica” con una mujer que está “gritando en mi cara”, la formación ha decidido cambiar de estrategia ante lo mediático que se ha vuelto el enfrentamiento.

A golpe de tuit, Vox ha señalado a Otmani, presidenta de Al Amal -una asociación de mujeres marroquíes- publicando su fuente de ingresos y la cantidad de ayudas públicas que ha recibido la organización.

Además, añade quela presidenta de la asociación vive de los “chiringuitos” de forma tan “descarada” que la Comunidad de Madrid ha reclamado la devolución de algunas de las subvenciones que le fueron concedidas. A modo de justificación, adjunta un documento de la Dirección General de Inmigración de la Comunidad de Madrid.

"Con esto no se hace política"

La formación ultraderechista negaba la existencia de la violencia machista a través de su portavoz en un acto celebrado con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

“Negar la violencia es también negar la existencia de hombres que sufren la violencia de las mujeres y que han sido asesinados por sus esposas”, sostenía Ortega Smith. Su duro discurso consiguió que varias mujeres abandonasen la sala. Sin embargo, Nadia Otmani permaneció y se acercó al dirigente para recriminarle su uso partidista de la violencia de género: “Con esto no se hace política”.

Estaba sentada cerca, en la silla de ruedas, escuchando las barbaridades que estaba diciendo y le dije que no se puede hacer política con esta lacra. No puedes venir a reventar un acto para rememorar a las mujeres que han muerto o siguen vivas sufriendo. No es lugar ni momento para hacer política con la violencia de género”, explicaba Otmani a los medios de comunicación.

La activista, víctima de violencia de género, acabó en silla de ruedas tras el ataque de su excuñado. Éste le disparó tres veces –una en la cabeza y dos en la médula ósea- cuando intentaba defender a su hermana de una agresión. Veinte años después, Otmani dirige una asociación que reivindica los derechos de las mujeres maltratadas, para que puedan tener apoyo y trato personal día a día.

El discurso de Vox: Un doble ataque

"Soy inmigrante, mujer y musulmana. Tengo el pack", señalaba Nadia Otmani en declaraciones a Europa Press, haciendo hincapié en el "doble ataque" que supone para ella el discurso de Vox.

La activista aseguraba que "respeta" y "no guarda odio", por esta misma razón está abierta a conversar e intercambiar opiniones con la formación liderada por Santiago Abascal. "No solo yo, un amplio grupo de mujeres, que convoquen a todos los grupos de mujeres inmigrantes, vayamos al Congreso", añadía.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.