Última hora

Totana: La historia de la ciudad española que pasó del comunismo a la ultraderecha en una noche

Totana: La historia de la ciudad española que pasó del comunismo a la ultraderecha en una noche
Derechos de autor
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Josefina Gálvez, concejala de Izquierda Unida, conserva pocos periódicos, pero guarda la versión impresa del New York Times de agosto de 1998. Para ella es especial porque fue el día que Totana, una pequeña ciudad de Murcia, eclipsó por unas horas hasta a la mismísima capital de España.

Sus vecinos se convirtieron en protagonistas, al mostrar una solidaridad sin precedentes, cuando la Delegación del Gobierno de Murcia decidió expulsar a 133 de los 500 inmigrantes ecuatorianos que vivían en esta población desde hacía cinco años y ellos se manifestaron para impedirlo.

Tan solo un año después, la situación cambió radicalmente. Por las calles de Totana ya no se respiraba esa solidaridad que dio la vuelta al mundo, sino que se escuchaban comentarios como “qué gamberros los ecuatorianos”, refiriéndose a las nuevas generaciones de los inmigrantes.

El efecto llamada que causó la presencia en medios de comunicación, consiguió que en un año la población de inmigrantes se multiplicase por cinco, pasó de 500 a 2.500. La situación era tal en el pueblo, que la Guardia Civil llegó a investigar la existencia de una red de tráfico y explotación de trabajadores.

Un escenario distinto

Casi veinte años después, Totana vuelve a ser noticia, pero esta vez por todo lo contrario. Esta semana, el pueblo se convertía en el único municipio que en cuestión de meses ha pasado del comunismo de Izquierda Unida a la ultraderecha de Vox.

Su alcalde, Juan José Cánovas, militante del Partido Comunista y de Izquierda Unida, intentaba explicar el fenómeno en declaraciones a Euronews: “Hay que tener en cuenta que este domingo votamos en las elecciones generales, con lo cual, la gente vota por una idea que les mueve. En cambio, en las municipales, la gente vota a la persona que les gusta”.

Mientras que el pasado 28 de abril el partido más votado fue el PSOE con casi el 23% de los votos, en estas últimas elecciones ha arrasado Vox con el 30,6% de los votos. En total, 4.029 totaneros que suscriben el mensaje de la formación liderada por Abascal.

Vox ha hecho campaña a base de bulos, no es cierto que la mayor parte de las ayudas sociales se las lleven los inmigrantes
Juan José Cánovas
Alcalde de Totana

Para el edil, este partido ha hecho campaña a base de esparcir bulos. Primero aseguraron que la población inmigrante era superior a la nacional, “es falso, el 80% de la población en Totana es española”, rebate Cánovas. También denunciaron que los migrantes recibían más ayudas sociales que la gente del pueblo. “Casi el 70% de las ayudas municipales han sido a españoles, la población extranjera solo ha recibido el 30%”, subraya.

¿Cómo se explica que Totana haya comprado este discurso?

En 1998, cuando la prensa elogiaba la acción del pueblo, se iniciaba el fenómeno de la inmigración, ahora el 20% de la población es inmigrante. Un crecimiento de este tipo ha traído tanto beneficios como problemas de convivencia. “Las infraestructuras no estaban preparadas para asimilar población de esas características. Tenemos problemas de falta de vivienda, subida en los precios de los alquileres y situaciones en las que en un mismo inmueble viven más personas de las que se aconsejaría”, relata el alcalde.

Las infraestructuras no estaban preparadas para asimilar población de esas características. Tenemos problemas de falta de vivienda, subida en los precios de los alquileres
Juan José Cánovas
Alcalde de Totana

Desde el Ayuntamiento consideran que la mezcla de una sociedad conservadora, problemas de convivencia y el mensaje incendiario de Vox ha conseguido cambiar radicalmente el voto de la población. Advierten que se ha comprado el “discurso fácil” y que “el populismo siempre cala más que el mensaje riguroso”, una sociedad estimulada con bulos se convierte en impredecible.

Josefina Gálvez, que formó parte de las manifestaciones en 1998, lamenta que ahora se viva como “un conflicto” y coincide con el alcalde en que el principal problema está siendo la integración de la población extranjera. La exconcejala se echa las manos a la cabeza por el auge de Vox: “Si Totana amaneciese sin inmigración iríamos a buscarles a sus países de origen. Han ayudado a levantar la economía, hace veinte años los agricultores perdían las tierras al no haber mano de obra para trabajarla”.

Si Totana amaneciese sin inmigración iríamos a buscarles a sus países de origen
Josefina Gálvez
Concejala de Izquierda Unida

El análisis de voto de las 30.000 secciones censales en toda España publicado por El País, demuestra que, en el caso de Murcia, la correlación entre el número de inmigrantes en un determinado municipio y el número de votantes de Vox es clara. El partido logró más votos en los pueblos que cuentan con un mayor número de inmigrantes no europeos.

¿Caso asilado?

Para Javier Lorente, Doctor en Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Madrid, la volatilidad entre bloques políticos es muy poco común. “Hay poquísimos electores que pasan de un bloque de izquierdas a uno de derechas o viceversa”.

“Los últimos grandes casos que se recuerdan en democracia fueron en 1982 con la amplísima mayoría que se llevaron los socialistas liderados por Felipe González y en 2011 con el dramático desplome que sufrió este mismo partido con José Luis Rodríguez Zapatero al frente”, explica Lorente. En ambos casos, los respectivos presidentes tuvieron que convocar elecciones anticipadas debido al descontento social y la dificultad que tenían para seguir gobernando.

La volatilidad media entre bloques políticos en las elecciones generales de 1982 a 2011 fue del 13%, según el análisis de las elecciones generales de 2011 elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Estas dos elecciones se sitúan por encima de la media, en 2011 fue un 16% y en 1982 fue prácticamente del 50%, un dato que nunca se ha llegado a repetir.

El analista político afirma que los casos de volatilidad entre bloques son más frecuentes entre los jóvenes ya que no tienen su identidad partidista definida: “La identidad partidista es el ‘cariño’ que se le coge a un partido político al haberlo votado elección tras elección. Como los jóvenes llevan poco tiempo votando, tiene la identidad menos fijada, con lo cual, son más volátiles”.

Para Lorente algo “muy traumático” tiene que pasar para que los ciudadanos cambien su voto, en situaciones de descontento profundo utilizan las urnas para castigar a los líderes políticos.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.