Última hora

El espresso italiano aspira a ser Patrimonio inmaterial de la UNESCO

El espresso italiano aspira a ser Patrimonio inmaterial de la UNESCO
Derechos de autor
Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Hace dos años, Italia consiguió que la pizza napolitana fuera declarada Patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO. Ahora, quiere conseguir lo mismo con otro de sus alimentos más emblemáticos: el café espresso.

El café es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. Que duda cabe que la máquina de espresso, creada en Italia a finales del siglo XIX, ha contribuido en buena medida a esta popularidad mundial.

En Italia, beber un espresso es considerado casi una forma de vida. Para Ilaria Danesi, del Consorcio para la Salvaguarda del Espresso Italiano, la solicitud a la UNESCO va más allá de la popularidad de este:

"La cultura del espresso se ha extendido por todo el mundo", recuerda Ilaria, "y con esta solicitud lo que queremos es recuperar la identidad italiana de este café. Recordar que el espresso nace de la creatividad de los italianos".

Un estilo de vida

Cuando no están en casa, los italianos toman su expreso en las cafeterías. Antonio Buccinnà es barista desde hace 38 años y sabe muy bien todo lo que encierra la cultura del café: "Esta profesión tiene dos caras: una es la experiencia que obtienes y la otra es lo que yo llamo el talento natural. Algunos nacen con eso, y otros no", asegura Antonio.

El ritual es muy sencillo. Pides en la barra y lo bebes rápido, en uno o dos sorbos. Es solo cuestión de segundos. Estar de pie en el bar y beber un café esspreso es algo que los italianos nunca dejarán de hacer. Es una pausa en la vida cotidiana, y a menudo una excusa para verse, discutir de negocios o hablar con un amigo. Y sobre todo es barato, por lo que independientemente de su procedencia puede ser disfrutado por todos.

"¡Me da un subidón de adrenalina!", confiesa un cliente habitual de la cafetería de Buccinnà. "Me empuja a ir a trabajar, no sé... Me hace sentir mucho más joven!".

"Con un buen café se está mejor con los amigos", dice otra mujer. "Hablas mejor, vives mejor y hasta piensas mejor . Los científicos como yo lo sabemos bien, por eso bebemos mucho café".

Otro punto importante, por supuesto, es que el espresso que tomemos sea realmente un espresso. Ilaria nos saca de dudas rápidamente: "El café espresso se diferencia claramente de cualquier otro tipo de bebida del mundo, ya que es el único que tiene esa típica crema en la superficie".

La solicitud de este consorcio no llega sola. Desde Nápoles, otro grupo de defensa de este café también ha presentado a la UNESCO la proposición. Habrá que esperar unos meses para saber si alguna de las dos ofertas tiene éxito. Hasta entonces, ¿Qué tal un espresso?.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.