Última hora
This content is not available in your region

La "bola de fuego" que mató en Tarragona: una placa de metal que voló casi 3 km de distancia

Imágenes aéreas de los daños en la fábrica química
Imágenes aéreas de los daños en la fábrica química   -  
Derechos de autor
AP
Tamaño de texto Aa Aa

Desde el aire, las imágenes son impactantes. La fábrica química de Tarragona, en el noreste de España, aparece desventrada, como si hubiera sufrido un bombardeo.

Es el desastre provocado por la doble explosión del martes en estas instalaciones, que no solo dejó tres muertos y dos heridos muy graves, sino también muchos interrogantes entre la población, sobre la seguridad y la calidad del aire en torno a este polígono petroquímico, el más grande del sur de Europa.

Los bomberos dejan que el óxido de etileno arda de forma controlada

Los bomberos han dejado que queme de forma controlado el óxido de etileno que provocó la explosión. Se trata de un gas altamente inflamable y tóxico, si bien las autoridades aseguran que no hay peligro, que solo se produce en España en esta fábrica.

Aún no se sabe por qué, pero un tanque con esta sustancia estalló, provocando después una segunda explosión en el complejo. El primero en morir fue el jefe de la fábrica. Su cuerpo fue encontrado por los bomberos. Un obrero, con quemaduras en el 80 % de su cuerpo, falleció en el hospital.

Ahora los bomberos han iniciado el delicado proceso de trasvase del resto del óxido de etileno.

La 'bola de fuego' que mató a Sergio: una tapa de una tonelada que voló dos kilómetros y medio

Aunque la historia más trágica es la de Sergio, un padre de familia que murió en su casa, situada a dos kilómetros y medio del complejo. Una tapa del depósito de una tonelada de peso voló como un proyectil, como una 'bola de fuego' dicen los vecinos, para impactar en una tercera planta. El suelo de la vivienda se hundió, aplastando al hombre fallecido que vivía en la planta de abajo.

"Estábamos en la puerta de casa y sentimos la explosión. Como un minuto después, vimos una cosa como si fuese un helicóptero. Vimos que pasaba por encima de nosotros", relata un hombre.

Continuamos la investigación del accidente mortal de ayer en un piso en Torreforta. La pieza metálica que habría impactado en el edificio haría aproximadamente 122x165x3 cm #Plaseqcat

Trauma entre una población que no sabía cómo reaccionar

Los expertos confirman un fallo del sistema de seguridad. Las alarmas no sonaron. Los vecinos solo escucharon el estallido y el fogonazo de la explosión, seguidos de una enorme onda expansiva que hizo saltar los cristales de muchas viviendas por los aires y provocó daños significativos. La gente sigue con el miedo en el cuerpo.

"Empezaron a crujir los cristales y yo me fui para allá corriendo -cuenta una mujer mientras muestra el estado de sus ventanas-. _Un pánico que cogí. Tengo la luz aquí metida. Una luz enorme, enorme. Nunca he visto una cosa igual".

"Fue muy fuerte. Eso no te da tiempo a reaccionar. Solo quieres irte", añade otra vecina.

La explosión se escuchó la diez kilómetros de distancia. La cuestión de la seguridad, que parecía ser un tema tabú, por la riqueza y los empleos que generan en la zona estas instalaciones, se imponen ahora como una urgencia.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.