Última hora
This content is not available in your region

Científicos perplejos por un excepcional agujero en la capa de ozono del Ártico

A la izquierda, agujero en la capa de ozono en 2011, a la derecha, 2020
A la izquierda, agujero en la capa de ozono en 2011, a la derecha, 2020   -   Derechos de autor  Michiel van Weele/ KNMI
Tamaño de texto Aa Aa

En medio de la inquietud generalizada por el coronavirus, los científicos atmosféricos observan con perplejidad el gran agujero en la capa de ozono del Polo Norte que se ha formado en los últimos días.

El agujero de la capa de ozono es más habitual en el Polo Sur, y este año precisamente batió el récord como el más pequeño desde hace 30 años, debido a un episodio de calentamiento estratosférico excepcional.

Sin embargo en el Polo Norte los episodios, que ocurren a finales del invierno y principios de la primavera del hemisferio norte, son más cortos y menos extensos. En general no implican la destrucción del ozono sino una "reorganización" de sus concentraciones.

En esta ocasión la extension y la pérdida de ozono es mayor que en 2011, cuando la revista nature se hacía eco del agujero "sin precedentes" en la capa de ozono ártica.

Lo muestra la imagen principal obtenida por Michiel van Weele, del Servicio Meteorológico holandés.

Actualización: aunque este artículo se escribió el 17 de marzo, el uno de abril el agujero en el ozono del Ártico sigue presente. Solo se ha ido desplazando por diferentes regiones, pero no se ha cerrado.

Ahora que el vórtice polar está mayormente centrado sobre el polo, la columna de ozono total promedio del Ártico es, con mucho, la más baja jamás registrado para esta época del año

La especialista del Servicio de vigilancia de la Atmósfera de la Agencia europea Copernicus Antje Inness mostraba la excepcional media de todo el mes:

La anomalía de ozono para marzo en el hemisferio norte del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus @CopernicusECMWF ilustra lo excepcionalmente bajos que son los valores de ozono este año con valores de más de 100 DU (unidades dobson) por debajo de la media. Esto está relacionado con un fuerte vórtice polar y bajas temperaturas.

A la izquierda se muestra la anomalía respecto a la media, en el centro la media de marzo y a la derecha la media típica para esta época del año (con datos de satélite desde 2003)_.
_

La razón es el poderoso vórtice polar que está circulando en la zona con aire mucho más frío de lo habitual y de forma muy estable. El vórtice polar es una corriente que mantiene el aire frío "encerrado" en el Polo. En ocasiones desciende provocando brutales olas de frío.

La capa de ozono se destruye con la llegada del sol a las zonas polares, debido a una reacción química provocada por los gases CFC emitidos por el hombre, el frío y las nubes estratosféricas, según explican en el sitio web sobre cambio climático del Gobierno estadounidense.

Es decir, para que haya condiciones de agujero de ozono tiene que haber un frío excepcional que permita la formación de nubes estratosféricas, acumulaciones de CFC y luz solar.

Las temperaturas en la zona del actual agujero están por debajo de los -80º C, explica la científica del Servicio de vigilancia de la atmósfera de Copernicus Antje Inness. Desde este servicio nos confirman estar siguiendo muy de cerca este episodio muy poco habitual.

"Creo que no hay un equivalente registrado en esta época del año: [el nivel de ozono] es más bajo que el anterior record, el invierno 2010-11. El invierno 2004-5 también es un récord bajo, pero fue en enero y, en marzo, la situación estaba normalizada" nos comenta Vincent-Henri Peuch director del servicio.

Copernicus Atmosphere Monitoring Service / Antje Inness
A la izquierda concentraciones de ozono, a la derecha, temperatura en la estratosfera (por debajo de -80º C)Copernicus Atmosphere Monitoring Service / Antje Inness

El fuerte vórtice polar / condiciones extremadamente frías está causando destrucción del ozono en el hemisferio norte. Aquí está el mínimo #SNPP#OMPS ozono medido al norte de 40 grados de latitud. Por debajo de 220 DU (línea discontinua) se considera condiciones de "agujero de ozono". Explicaba en su cuenta de Twitter el experto Colin Seftor.

Científicos de la NASA concluyeron en 2013 que "el primer agujero de la capa de ozono Ártica" se debió a la falta de transporte de ozono al Ártico desde los trópicos.

La capa de ozono protege la Tierra de las radiaciones ultravioleta (UV) del sol. La destrucción de la capa de ozono del hemisferio sur se debió a la acumulación de gases contaminantes, que fueron prohibidos por el protocolo de Montreal en 1987.

No están claras las implicaciones futuras de este episodio, pero cabe recordar que el Ártico es una de las regiones de la Tierra que está sufriendo con más fuerza los efectos del cambio climático.

Después del episodio de calentamiento estratosférico extremo en la Antártida, que favoreció la disminución del agujero de la capa de ozono, Australia ha vivido un verano abrasador, con una oleada de incendios sin precedentes y records de temperaturas, entre otros fenómenos extremos.