Última hora
This content is not available in your region

¿Por qué Portugal ha sufrido menos el impacto del coronavirus que su vecina España?

¿Por qué Portugal ha sufrido menos el impacto del coronavirus que su vecina España?
Derechos de autor  Armando Franca/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Más tiempo de preparación y el respeto obediente a las medidas de confinamiento se citan como las razones que han ayudado a Portugal a mantener a raya el brote de coronavirus en sus fronteras.

Portugal tiene tasas de infección y mortalidad por COVID-19 que contrastan radicalmente con las de su vecina España, el tercer país con más muertes y contagios del mundo. Un primer factor es geográfico, pues Portugal es uno de los pocos países de Europa continental con una sola frontera: España.

El doctor Filipe Froes, neumólogo y asesor del Gobierno luso, dijo que Portugal se había beneficiado de ir por detrás de Madrid en cuanto a la propagación del virus.

Esta circunstancia le ha dado tiempo al país para preparar los hospitales y aumentar la capacidad de las unidades de cuidados intensivos.

"La diferencia en Portugal fue que tuvimos más tiempo para prepararnos", dijo el doctor Froes en el programa Good Morning Europe de Euronews.

"Creemos que estamos tres semanas detrás de Italia y quizás una semana y media detrás de España, así que esto nos dio tiempo, días valiosos, para prepararnos. Creo que la principal diferencia fue también el compromiso temprano de los médicos de atención primaria".

Portugal declaró el estado de emergencia el 18 de marzo, sólo dos días después de que se informara de la primera muerte de COVID-19.

En el momento de escribir este artículo, Portugal había confirmado 535 muertes por COVID-19, lo que equivale a 52 por cada millón de habitantes.

En España, más de 18.000 personas han muerto por la enfermedad, lo que supone una tasa de 385 muertes por cada millón de habitantes.

La tasa de infección de Madrid es también el doble que la de Lisboa, aunque esta cifra puede ser sesgada por la cantidad de pruebas que cada país lleva a cabo.

Freitas, el director general de salud de Portugal, dijo que el 88% de los casos confirmados en el país se quedan en casa y no requieren tratamiento hospitalario.

"Los hospitales no están saturados y tenemos más tiempo y mejores condiciones para tratar a los pacientes críticos en las UCI", dijo.

"Los datos de que disponemos indican que aún no se ha alcanzado el máximo de nuestro potencial, lo que refleja la evolución de la epidemia".

"Espíritu cívico insuperable"

Un estudio de la Universidad Nova de Lisboa indica que la reproducción de COVID-19 en Portugal fue la más baja de Europa durante los primeros 25 días de la epidemia.

E doctor Froes cree que la obediencia ciudadana ha sido crucial para prevenir una mayor propagación del virus.

"La mayoría de las actividades están cerradas, como las escuelas y las actividades comerciales, y la mayoría de la gente suele seguir las normas y aplicamos las recomendaciones del gobierno", dijo.

Eduardo Cabrita, ministro de Administración Interna de Portugal, dijo que los ciudadanos portugueses mostraron un "espíritu cívico insuperable" en el cumplimiento de las normas durante el fin de semana de Pascua.

"Las fuerzas de seguridad informan de muy bajos niveles de circulación de ciudadanos y una amplia adhesión a las recomendaciones".

El viernes, el presidente Marcelo Rebelo de Sousa propuso extender la cuarentena nacional más allá del 17 de abril, hasta el 1 de mayo.

Pero a pesar de las señales prometedoras, los funcionarios advierten que aún es pronto para evaluar la respuesta de Portugal al coronavirus.

Las autoridades temen que la enfermedad se propague rápidamente a través de las residencias de ancianos, como ha ocurrido en otras partes de Europa.

Pero Portugal ha dado pasos enormes para contener el virus, repatriando a unos 4.000 ciudadanos del extranjero.

El gobierno portugués también ha concedido derechos de ciudadanía a los inmigrantes y solicitantes de asilo que tienen solicitudes de residencia en curso.

La medida tenía como objetivo garantizar que más personas en el país puedan acceder a la seguridad social y a la atención sanitaria.