Última hora
This content is not available in your region

El polémico abandono del rey emérito cumple una semana y empaña las vacaciones de la Familia Real

euronews_icons_loading
El Rey de España Felipe VI con la presidenta de Baleares, Francina Armengol
El Rey de España Felipe VI con la presidenta de Baleares, Francina Armengol   -   Derechos de autor  TVE
Tamaño de texto Aa Aa

Primera aparición pública del Rey de España fuera de la Zarzuela, después de que su padre Juan Carlos I abandonara el país hace una semana en medio de un escándalo de corrupción. Felipe VI se ha reunido con la presidenta regional de las Islas Baleares.

La visita forma parte del conjunto de eventos institucionales que se celebrarán estos días en esta región, donde tradicionalmente la Familia Real pasa sus vacaciones de verano. Este año sus actividades tendrán por primera vez carácter oficial. Además de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, a los reyes les acompañaran los ministros de Educación, Turismo e Interior.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, eludió aclarar si trataron estas cuestiones.

"Mi preocupación y mi obsesión es los ciudadanos de las Islas Baleares (...). De todo lo demás debe dar explicaciones la Casa del Rey, no me toca a mí", dijo a la prensa después de la audiencia, precupada por la situación socioeconómica "complicada" de Baleares, causada por la epidemia del coronavirus. Precisó que, de haber tratado sobre el rey emérito, no lo revelaría.

Además, Felipe VI, la reina Letizia y sus dos hijas visitan este lunes en la isla de Mallorca la casa natal y museo del misionero español del siglo XVIII fray Junípero Serra, cuya estatua fue derribada en la ciudad de San Francisco durante las recientes protestas antirracistas de EEUU.

El miércoles será cuando el monarca se reuna con el presidente del Gobierno en el Palacio de Marivent donde es posible que se vuelva a tocar el caso del paradero del emérito. Las últimas informaciones del periódico El país apuntan a que el Gobierno aconsejó a la Casa Real sobre que Juan Carlos I saliese de la Zarzuela, pero no sobre que saliese de España. Aún así respaldo el pacto que hicieron padre e hijo.

El anterior jefe del Estado comunicó a su hijo, Felipe VI, la "meditada decisión" de trasladarse fuera de España ante la repercusión pública de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada (en referencia a supuestos negocios opacos), informó la casa real española hace 7 días.

Según un escrito hecho público por su abogado, Javier Sánchez Junco, permanece en todo caso a disposición de la Fiscalía española para cualquier trámite o actuación que se considere oportuna.

El rey emérito contactó con varios amigos, a los que comentó que su salida de España era un "paréntesis", dejando abierta la posibilidad de que sea una marcha temporal.

El distanciamiento esta fallando

Un acuerdo en el que entre otras cosas, según las fuentes consultadas por la prensa española, el emérito acordó no decir a dónde se trasladaba. Una incertidumbre que ha hecho que esta opción de poner tierra de por medio entre los dos reyes se haya vuelto en contra de la Monarquía. Ejemplo de ello son las manifestaciones a favor de la República que se han sucedido como la que se se produjo este domingo en el centro de Madrid.

Según una encuesta del diario El Mundo, el 63,3 por ciento de los encuestados ve mal su marcha y el 27,2 la apoya. El Mundo informó ayer de que mayoría, el 67,2 %, considera "muy" o "bastante importante" el papel institucional de Juan Carlos I en la Transición democrática española y en el conjunto de su reinado. Sin embargo, el 80,3 % opina que debe responder ante la Justicia por posibles delitos fiscales.

¿Dónde está el rey emérito?

Portugal, República Dominicana, Emiratos Árabes, Nueva Zelanda... Son los destinos o lugares de tránsito mencionados con más insistencia por los medios españoles durante estos días, a veces con gran despliegue informativo y gráfico.

Lo cierto es que, desde que abandonó el Palacio de la Zarzuela, la casa real no confirmó ni desmintió ninguna de esas informaciones, ni tiene intención de hacerlo. Considera que es el rey emérito a quien corresponde decidir si lo comunica y cuándo.

Debate Monarquía-República

Su salida de España desencadenó también un nuevo roce en el gobierno español de coalición, ya que los representantes de Unidas Podemos y su líder a la cabeza, el izquierdista Pablo Iglesias, reprocharon al presidente Sánchez que no les informara previamente y que, según interpretan, es una "huida" del rey emérito para eludir la acción de la Justicia.

También fue aprovechada por partidos de izquierda e independentistas catalanes para avivar las críticas a la monarquía y reclamar un referéndum sobre la cuestión.

Según una resolución aprobada el viernes por la mayoría separatista del Parlamento regional catalán, "Cataluña es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener rey".

No es el caso del Partido Socialista de Sánchez, quien considera "adecuada" la medida de Felipe VI de "marcar distancias" con su padre y respalda la actual monarquía parlamentaria constitucional.