Última hora
This content is not available in your region

Enólogos españoles recuperan secretos del pasado

euronews_icons_loading
Enólogos españoles recuperan secretos del pasado
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

España es uno de los principales países productores de vino orgánico de Europa. Cada vez más viticultores vuelven a lo natural, a leer las señales de la tierra y sus ciclos. Seguir el calendario lunar o construir hoteles para los insectos son algunas de sus herramientas.

España, primer viñedo del mundo, lidera también el número de hectáreas certificadas como ecológicas y el número de bodegas que elaboran este tipo de vino se ha duplicado en la última década y la principal salida del vino ecológico español es la exportación, que actualmente representa algo más del 50% del mercado de estos vinos y apunta a una tendencia de crecimiento.

Hay que tener en cuenta que el 90% de los consumidores de productos ecológicos, no solo vino, se encuentran en los siguientes países: Estados Unidos, Alemania, Francia, China, Canadá, Italia, Reino Unido, Suiza, Suecia, Dinamarca y España.

El reciente impulso de los vinos ecológicos tiene su origen en la preocupación creciente de la sociedad por el cambio climático y por las agresiones al medio ambiente, junto con la propia salud. Esta es una tendencia de futuro y no una moda pasajera en el mercado global.

Castilla es una de las regiones con más viñedos ecológicos de España. Volver a la naturaleza, a entender las señales de la tierra, a aprender a respetar sus ciclos. Es la filosofía de muchos productores españoles comprometidos con el medioambiente.

España es líder europeo en viñedos ecológicos invita a un viaje que pueden ver en este vídeo que nos lleva a las denominaciones de origen de Rueda, Ribera del Duero y Valdeorras.

Bodegas Menade es una de las más de mil bodegas ecológicas de España. En la última década el número se ha duplicado y la tendencia va al alza.

El enólogo Richard Sanz y sus hermanos, sexta generación de bodegueros, decidieron poner en marcha su propio proyecto sostenible. Richard no tiene dudas, hay que mirar atrás con la vista puesta en el futuro:“Creemos que el único futuro que hay es la vuelta al origen. Nuestra filosofía es ser lo más natural posible, y volver a re-engranar la cadena de la biodiversidad que como género humano la hemos roto y nuestra misión es volverla a engranar”.

Para ello han construido una granja, un hotel de insectos, jardines de polinización. Recuperan técnicas sencillas que aprendieron de sus ancestros.

Recurren a estrategias para enriquecer la tierra como plantar leguminosas que aportan nitrógeno natural al suelo algo que evira abonos químicos

La preocupación por el cambio climático y la salud hace que muchos viticultores se decanten por lo ecológico.

Tanto en el campo como en la bodega.

Poca intervención en fermentación y levaduras propias para expresar lo mejor del terruño.

La Ribera del Duero es el lugar para descubrir los secretos de uno de los tintos biodinámicos más exclusivos de España.

Detrás del viñedo que lo produce está Peter Sisseck. El gran enólogo danés afincado en España hace décadas ha creado uno de los vinos más notables de este país.Uno de sus secretos es el cultivo biodinámico, un enfoque integral y sostenible de la viticultura. Se trabaja solo con tratamientos naturales y en armonía con los ciclos lunares.

Pero no solo las tareas del campo están sujetas a los ritmos del satélite.

Sisseck, desde la bodega Dominio de Pingus, en Valladolid asegura que: “los ritmos lunares y estacionales influyen mucho en el vino. En los trasiegos así como los embotellados intentamos respetar lo más posible las fases de la luna”.

Tras la fermentación y el prensado, las uvas secas sirven para hacer compost. Para Sisseck, lo más importante _"es que todas las levaduras y todas las bacterias que están en esta fermentación van a estar en el compost y cuando lo echamos a la viña creamos un círculo entre viña bodega y viña”. _

Peter cata y analiza su cosecha en plena fermentación. Pruebas para una nueva añada de su elegante y proverbial Pingus. “Uno de los vinos más grandes y emocionantes”, según el famoso crítico Robert Parker.

En la frontera con la Ribeira Sacra, en un sinuoso paisaje de granito y terrazas llegamos a Valdeorras para conocer a Rafael Palacios, enólogo procedente de La Rioja.

En 2004 fundó su bodega atraído por los factores bioclimáticos. Utiliza "cepas centenarias de Godello, cultivadas en suelos de granito que se cultivan a cerca de los 700 metros de altitud en la zona de Bolo donde se se crea un microclima especial, estos factores geoclimáticos que hacen que sean vinos tan especiales”

Cepas centenarias en suelos pobres que se dinamizan mediante la agricultura biodinámica.

Llegamos al último día de vendimia. A más altitud, más tardan en madurar las uvas.

La cosecha de Godello está en plena fermentación en barricas de roble francés.

Aromas de manzana, fruta fresca y madera que luego se transformarán en sabores de hinojo y minerales. Son algunas expresiones de esta excepcional variedad y su terruño.