Última hora
This content is not available in your region

La ONG europea Age Europe alerta del aumento de los malos tratos hacia ancianos durante la pandemia

euronews_icons_loading
Una anciana, víctima de malos tratos, cuenta a Euronews su historia
Una anciana, víctima de malos tratos, cuenta a Euronews su historia   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Soledad, ansiedad, tristeza... la pandemia está pasando factura psicológica, especialmente a las personas más mayores. Las ONG están preocupadas, sobre todo porque el maltrato a los ancianos se ha disparado en el último año. La plataforma sin ánimo de lucro, Age Europe, que representa los intereses de las personas de edad más avanzada, alerta de la situación.

"Sabemos que la pandemia ha aumentado los casos de maltrato hacia ancianos. Hemos constatado que muchas personas mayores se han encontrado viviendo solas en su casa, o con algunos cuidados informales, pero sin poder contar con los profesionales que antes les ayudaban, les apoyaban en su vida diaria y velaban por su seguridad. Por lo que nos tememos que, en esas casas en las que se suelen producirse abusos, como ahora están aún más aisladas, el maltrato haya aumentado". cuenta Borja Arrue, de la Plataforma AGE Europe.

Según la plataforma Age Europe, 2.500 personas mayores mueren cada año a causa de los malos tratos en Europa... pero sólo se denuncia 1 de cada 24 casos. Esta ONG, que trabaja para cambiar la imagen que se tiene de nuestros mayores, afirma que las víctimas no denuncian por vergüenza al qué dirán. Para esta víctima de 85 años, que nos habla bajo condiciones de anonimato desde su casa en un pueblo de Bélgica denunciar y buscar apoyo es primordial.

"Hay mucha gente, mayores pero también jóvenes que están, como yo, en la misma situación, que es como si no existieran y que se sienten totalmente humillados. Es terrible vivir esta situación sin ninguna ayuda".

Nos cuenta lo agradecida que está con la asociación "Respetar a los Mayores", creada por inicitativa del Gobierno regional valón de Bélgica. Para ella, siempre han estado ahí.

"Mi calvario empezó hace 50 años, cuando comenzó la violencia. Me casé con un hombre violento. Parecía alguien agradable. Y sin embargo me maltrataba, y golpeada, a mí y a los niños también. Y eso se te queda grabado en el alma, en el corazón", confiesa la anciana.

De vuelta a Bruselas, las ONG esperan que las insituciones europeas dén más importancia en su agenda a los malos tratos que sufren las personas mayores. Le piden a la Comisión Europea que inste a los Estados miembros a abordar el tema con más seriedad.