Última hora
This content is not available in your region

100 años divididos en Irlanda | Cicatrices abiertas y preocupación por la estabilidad tras el Brexit

euronews_icons_loading
Irlanda del Norte
Irlanda del Norte   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En toda Irlanda del Norte hay señales de que en 100 años no han superado sus divisiones. El centenario de la división de Irlanda es un hito que los leales británicos celebran, pero para los nacionalistas irlandeses es motivo de tristeza.

"Quiero celebrar la formación de Irlanda del Norte, la contribución que Irlanda del Norte ha hecho al mundo. Sí, hemos tenido nuestros problemas. Nadie oculta ese hecho, pero díganme ustedes otro país democrático en el mundo que no haya tenido problemas", dice el organizador de la comunidad leal Stephen Gough.

En cuanto a las previsiones para los próximos 100 años, Gough cree que "la gente dice que vamos a formar parte de una Irlanda unida en 10 años. Yo no lo creo, pero por eso es importante que nos sentemos y trabajemos juntos y hagamos de Irlanda del Norte un país mejor de lo que es."

Pocas celebraciones y una violencia cercana

La vida empieza a volver a la normalidad con el lenvantamiento de las restricciones por la pandemia. El camino ha quedado despejado para las celebraciones del centenario, sin embargo, no se han previsto grandes eventos.

Las autoridades no quieren reavivar las tensiones tras los recientes disturbios provocados por el acuerdo comercial tras el Brexit.

Duncan Morrow, profesor de política de la Universidad de Ulster, dice que "la verdad es que la violencia no está lejos en Irlanda del Norte, lo vimos en las últimas semanas y por eso creo que ciertamente la gente tiene ganas de no provocar. Por otro lado, habría algunos que se sentirían provocados si no hubiera nada."

Las cicatrices del conflicto no han desaparecido. Los llamados muros de la paz mantienen separadas a las comunidades rivales.

Este estado fue creado en Irlanda para crear una mayoría pro-británica, pero su dominio está disminuyendo. "No creo que sea lo mismo dentro de 100 años. La demografía está cambiando. La política está cambiando. Ya sea una Irlanda unida, ya sea otro tipo de marco que no podemos imaginar, pero ciertamente parece que las cosas están en movimiento", dice Morrow.

Miles de familias han perdido a sus seres queridos por la violencia del conflicto el Irlanda.

La más reciente, Sara Canning, hace solo dos años. Su pareja la periodista Lyra McKee fue asesinada a disparos por terroristas nacionalistas irlandeses mientras informaba sobre los disturbios en la ciudad de Derry. "Hay muy poco que celebrar sobre Irlanda del Norte. Desde el principio, ha sido un estado muy problemático. Si se le da más tiempo, posiblemente podría cambiar."

Sara teme que el acuerdo de reparto de poder de hace 23 años esté alimentando la división. Cree que el Acuerdo de Viernes Santo está envejecido y es mejorable. "La gente sigue diciendo que no quiere tocarlo, pero yo creo que hay que modificarlo para que refleje con mayor precisión la Irlanda del Norte actual. El panorama es completamente diferente al de hace 23 años. Los moderados son cada vez más numerosos y, afortunadamente, se hacen oír más. Porque lo que creo que es el problema es que las voces más extremas son las que se escuchan", asegura.

El acuerdo puso fin a la mayor parte de la violencia aquí, pero no ha salvado la división.