Última hora
This content is not available in your region

Europa se contagia de optimismo | España registra la cifra más baja de muertos por COVID en 9 meses

euronews_icons_loading
Gente en terrazas de París, Francia
Gente en terrazas de París, Francia   -   Derechos de autor  Daniel Cole/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

En Europa cunde el optimismo. Los contagios y las muertes por COVID-19 están cayendo de forma importante en países como España, donde este jueves se registraron poco más de 5 700 nuevos positivos y 33 fallecidos, la cifra de decesos más baja desde hace nueve meses.

Entretanto, las campañas de vacunación se aceleran. Francia empezará a vacunar a todos los adultos sin restricciones a partir del 31 de mayo, quince días antes de lo previsto. El director de la OMS para Europa ha insuflado aire a este optimismo al señalar que todas las variantes conocidas del virus responden a las vacunas disponibles. No obstante, llama a la precaución y advierte del peligro de abrir demasiado rápido las fronteras.

"Todas las variantes del virus COVID-19 que han surgido hasta ahora responden a las vacunas disponibles y aprobadas -aseguró Hans Kluge-. Tenemos que seguir siendo precavidos y replantearnos o evitar los viajes internacionales. Las vacunas pueden ser una luz al final del túnel, pero no podemos dejarnos cegar por esa luz."

Primer gran crucero listo para zarpar en el Reino Unido

Con la pandemia, todos estamos en el mismo barco. Sin embargo, solo mil pasajeros podrán en disfrutar de las comodidades del MSC Virtuosa, el tercer crucero más grande de Europa y el primero que reanuda sus operaciones en el Reino Unido. Partirá de Southampton para realizar un crucero de cuatro días por el Canal de la Mancha.

Ensayo de juerga nocturna en cinco discotecas de la "calle del pecado" de Sitges

Pero si hay algo que ansían muchos europeos es disfrutar de la noche. La ciudad catalana de Sitges ha hecho un ensayo de ocio nocturno, con cinco discotecas abiertas en una calle conocida popularmente como la "calle del pecado" y cuatrocientas personas con carta blanca para ir de fiesta. Eso sí, después de pasar un test de COVID.

Seis días después, se someterán a una nueva prueba para controlar la incidencia del virus.