Última hora
This content is not available in your region

El fuego en el suroeste de Turquía rodea durante horas una central térmica

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El fuego en el suroeste de Turquía rodea durante horas una central térmica
Derechos de autor  AP/IHA
Tamaño de texto Aa Aa

Horas de tensión en Milas, en la provincia turca de Mugla, al suroeste de país, después de que el fuego cercara una central térmica.

Las autoridades se apresuraron a desalojar de la zona a todas las personas posibles, tanto en coches como en barcos de la Armada turca, por temor sobre todo a que las llamas alcanzaran los materiales explosivos del interior de la central. Los depósitos de hidrógeno ya han sido vaciados.

Los bomberos lucharon durante más de 10 horas contra un fuego que, si bien sigue activo, ha sido desviado por el viento. De momento el peligro inminente ya ha pasado, aunque sí llegaron a producirse explosiones en las líneas eléctricas del recinto. En el interior de la central habrían todavía cerca de 40 toneladas de carbón.

La costa suroccidental de Turquía es estos días escenario de cientos de incendios forestales causados fundamentalmente por las altas temperaturas y la baja humedad y avivados por los fuertes vientos. Ocho personas han muerto hasta el momento víctimas del fuego.

Lee: Los incendios abrasan el sur de Turquía

Grecia registra casi 120 fuegos en un solo día y Turquía supera los 170 en la última semana

"Una humillación al Estado"

"Ha habido gente que se ha quemado y que se ha intoxicado", explicaba Mehmet Kara, voluntario y agente de turismo. "Lo vimos mientras los incendios arreciaban e hicimos lo que teníamos que hacer. Ahora ya han llegado los equipos de apoyo y están haciendo lo necesario. Como pueden ver, nuestros compañeros están luchando con uñas y dientes".

Los incendios en Turquía también están afectando seriamente la popularidad del presidente Recep Tayip Erdogan, cuya respuesta ante lo sucedido estaría dejando mucho que desear. Y es que a falta de una buena flota de hidroaviones, han sido los aparatos ucranianos, españoles, croatas o rusos los encargados de echar agua desde el aire.

Por si los incendios no supusieran suficiente trabajo, el Gobierno ha iniciado una investigación sobre las miles de publicaciones en redes sociales que piden ayuda para Turquía, ya que considera dichos mensajes una "humillación al Estado".