Última hora
This content is not available in your region

El Tribunal Supremo de Alemania certifica la cadena perpetua para la neonazi Beate Zschäpe

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El Tribunal Supremo de Alemania certifica la cadena perpetua para la neonazi Beate Zschäpe
Derechos de autor  Peter Kneffel/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Estaba acusada de haber asesinado, junto a otras dos personas entre los años 2000 y 2007, a nueve inmigrantes y una policía. Este jueves, el Tribunal Supremo de Alemania sentenciaba a cadena perpetua a Beate **Zschäpe.**

Zschäpe** formaba parte del trío terrorista neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista. Los otros dos miembros, Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, fueron los autores materiales de los asesinatos a tiros de nueve pequeños empresarios de origen turco y griego, y de una mujer policía. **En 2011 se suicidaban tras ser acorralados por la policía tras un atraco fallido.

Tras cinco años de proceso el Supremo confirmaba la anterior sentencia de la Audiencia Territorial contra la líder de la NSU. El caso de Zschape y compañía ha sido muy sonado en Alemania, tras haber puesto en evidencia numerosos errores de investigación. Han sido también muchas las voces que han acusado al estamento policial de racista, teniendo en cuenta que los investigadores sospecharon en un primer momento de algunos familiares de las víctimas.

Lee: Cadena perpetua para el asesino de ocho mujeres en spas de EEUU

Extraditado a Grecia un eurodiputado neonazi

Junto a Zschäpe son también condenadas otras dos personas, a diez y tres años de prisión. Una por complicidad en asesinato tras haber proporcionado un arma homicida y otra por facilitar a los autores documentación falsa.

El próximo mes de diciembre se juzgará un nuevo recurso contra otro ayudante de este pequeña célula terrorista, pero ecaso de Zschäpe, queda definitivamente cerrado con la sentencia del Supremo.

La cuestión principal era la de decidir si Zschäpe podía ser condenada como cómplice, aunque no se haya demostrado que estuviera en el lugar del crimen. El Supremo ha considerado que sí. La duración exacta de su pena de prisión está aún por decidir, aunque la condena a cadena perpetua por la especial gravedad de los hechos significa que la posibilidad de una puesta en libertad pasados 15 años queda descartada.