Última hora
This content is not available in your region

Un Ayuntamiento español se niega a pagar la luz por los "abusos" de las eléctricas en la factura

Access to the comments Comentarios
Por Pablo Ramiro
Manifestantes protestan en España en junio de 2021 contra la nueva regulación de la tarifa eléctrica
Manifestantes protestan en España en junio de 2021 contra la nueva regulación de la tarifa eléctrica   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Batres, un municipio a unos 30 kilómetros al sur de Madrid, en España, tiene apenas 2.000 habitantes. Es un pequeño pueblo con una antigua iglesia a la que, con los años, se han ido sumando chalets de veraneo o residencias habituales de quienes trabajando en Madrid no quieren encerrarse en las tumultuosas calles de la capital. Ahora, este pueblo olvidado del centro de la península ha pasado a estar en el foco por la decisión de su alcalde de dejar de pagar la factura de la luz.

Debido a lo que desde el consistorio consideran un “permanente abuso por parte de las compañías eléctricas”, el pueblo suspenderá los pagos a las compañías que suministran electricidad al municipio hasta que no exista un “retroceso de los precios de la electricidad a valores que permitan a la ciudadanía un consumo mínimo indispensable”. El alcalde de la localidad, Víctor Manuel López Rodríguez, critica además la “inacción” del Gobierno o su “incapacidad para resolver el problema” y asegura que esta inactividad pone de manifiesto el poder que las multinacionales tienen en el país.

López asegura que “si toda la ciudadanía dejase de pagar la factura de la luz, la presión sería total para las eléctricas” pero, apunta, “si solo lo hicieran unos pocos, acabarían con ellos en un santiamén mediante el corte de suministro”. Por el contrario, explica el alcalde, no sucede lo mismo con las administraciones públicas: “Cuando estas no pagan la factura de la luz, las eléctricas han de acudir a los tribunales [...] Pero no pueden cortar la luz de colegios, de la casa consistorial o del alumbrado público”.

El caso español

Según el Banco de España, el precio de la luz ha subido en el país un 190% con respecto al año pasado. De los 39,3 € por Kw/h en julio de 2020, a los 132,47 € en septiembre de 2021. Se trata de una subida generalizada que ha afectado a toda Europa.

España es el quinto país de Europa con la electricidad más cara. Esto se debe a dos motivos fundamentales: un complicado sistema de subastas energéticas (más o menos compartido por todos los países de la OCDE), que iguala el precio de las electricidad al de la última en entrar en subasta aunque sea la más cara, y una serie de impuestos entre los que se encuentra el IVA, un 10%. Este impuesto fue reducido por el Gobierno el 25 de junio de 2021, pasadno del 21% al 10%, sin embargo, de poco ha servido la rebaja, y el aumento del precio de la luz ha diluído todo ese ahorro.

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó una nueva regulación de las tarifas eléctricas que se empezó a aplicar el 2 de junio.

Una subida generalizada en toda Europa

El Banco de España explica en un informe que la causa fundamental de este aumento es el encarecimiento del gas, empleado en las centrales de ciclo combinado (que supone hasta un 50% del incremento en la factura eléctrica) y al encarecimiento de los derechos de emisión de CO2, el impuesto de la UE para tratar de reducir las emisiones.

Según un artículo publicado en NBC, Rusia está suministrando menos gas a Europa y no está muy claro el motivo. Algunos expertos apuntan en la publicación a que podría tratarse de una forma de presión para acelerar los procesos de aprobación del Nord Stream 2, un controvertido gaseoducto que permitiría a Rusia transportar gas a Alemania sin pasar por Ucrania.