Última hora
This content is not available in your region

Cientos de personas arropan a Sarkozy durante la firma de su nuevo libro

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español con AFP
euronews_icons_loading
Cientos de personas arropan a Sarkozy durante la firma de su nuevo libro
Derechos de autor  Michel Euler/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

No fue la firma de un libro cualquiera, sino la de la última obra de Nicolas Sarkozy, 'Paseos', que congregó a cientos de personas en pleno centro de París, dos días después de ser condenado a un año de prisión por la financiación ilegal de su campaña presidencial de 2012, el llamado caso Bygmalion.

El expresidente de la República, que ya ha anunciado que recurrirá la decisión, aprovechó el evento para recordar, en referencia a la sentencia, que "la gente no es tonta".

"Es muy conmovedor y al mismo tiempo muy tranquilizador ver que la gente no se deja engañar por nada", decía Sarkozy en referencia a las muchas personas que acudieron a la librería a darle su apoyo.

Se trató de su primera aparición pública desde su condena. El jueves, en un mensaje en las redes sociales, denunció "una injusticia" y prometió llegar "hasta el final" para "continuar esta lucha tan necesaria por la verdad y la justicia".

Lee: Sarkozy condenado por financiación ilegal de su campaña presidencial de 2012

Al ser preguntado por el mensaje de "afecto y amistad " del primer ministro Jean Castex, el expresidente de la República reconoció haberse alegrado mucho, si bien no confiró ni desmintió haber recibido también algún mensaje del actual presidente Emmanuel Macron.

Sarkozy era condenado este jueves a un ao de prisión al considerar el tribunal que se habia beneficiado de un sistema de doble contabilidad puesto en marcha para poder superar los límites de gasto impuestos por la ley francesa.

Un nuevo revés judicial que llega siete meses después de que el exmandatario fuera condenado en primera instancia a tres años de cárcel, dos de ellos exentos de cumplimiento y el otro en arresto domiciliario, por corrupción y tráfico de influencias.