EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El museo Thyssen acoge la exposición "Hiperreal. El arte del trampantojo"

"Huyendo de la crítica", obra de Pere Borrell del Caso, expuesta en el museo Thyssen.
"Huyendo de la crítica", obra de Pere Borrell del Caso, expuesta en el museo Thyssen. Derechos de autor RTVE
Derechos de autor RTVE
Por Santiago Martin MartinezRTVE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los cuadros expuestos proceden de galerías de todo el mundo, desde el Met de Nueva York hasta el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

PUBLICIDAD

Pintar imágenes imposibles de diferenciar de la realidad siempre ha sido un desafío para los artistas. 

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid acoge la exposición temporal "Hiperreal. El arte del trampantojo" del 16 de marzo al 22 de mayo. Con esta exposición, el museo reivindica este género menor basado en el engaño visual.

Mar Borobia, jefa de conservación de pintura antigua del museo, explica la dificultad del trampantojo.

"En determinados momentos se ha considerado que el trampantojo era simplemente técnica, una copia de la realidad donde no había nada más. La realidad es que no es cierto del todo, porque para hacer un trampantojo tienes que dominar la perspectiva, dominar leyes ópticas...", afirma Borobia. 

La colección supone un recorrido histórico del género de siete siglos, compuesta por más de un centenar de obras. Los cuadros expuestos proceden de galerías de todo el mundo, desde el Met de Nueva York hasta el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Las salas de exposiciones se han ordenado por temas y escenarios, no por orden cronológico. El objetivo, mostrar la la evolución de cada estilo desde su origen hasta la actualidad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Rendez-vous: Joyería Fabergé, música y pintura rusa, y la historia de Napoleón

La pintura más grande del mundo se presentará en Dubai y costará al menos 20 millones de euros

La Iglesia rumana tacha de "blasfemia" las pinturas de sanitarios representados como dioses