This content is not available in your region

Shanghái inicia un confinamiento por fases y zonas para hacer frente a un gran rebrote de covid-19

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con EFE
Varios ciudadanos hacen cola para la prueba Covid-19 en un hospital de Shanghái, el viernes 11 de marzo de 2022
Varios ciudadanos hacen cola para la prueba Covid-19 en un hospital de Shanghái, el viernes 11 de marzo de 2022   -   Derechos de autor  AP/Chinatopix

La ciudad china inició un periodo de nueve días de duración en los cuales se irán alternando los confinamientos de las dos mitades de la misma. 25 millones de personas se verán afectadas por esta medida, que insta a trabajar desde casa y a permanecer en la misma en caso de ser positivo. El transporte público quedará suspendido y los taxis tampoco podrán operar.

Así, desde este lunes y hasta el próximo 1 de abril quedarán confinados los distritos que quedan al este del río Huangpu, y a continuación y hasta el 5 de abril será el turno de los distritos situados al oeste del río. Durante ese tiempo de confinamiento, las autoridades llevarán a cabo pruebas masivas para detectar a los contagiados.

Igualmente, se establecerán controles en las vías de acceso y salida de la ciudad, donde solo aquellos residentes con una prueba PCR negativa en las últimas 48 horas recibirán permiso para abandonar Shanghái.

Se espera también que la decisión de las autoridades acabe afectando seriamente no solo a la economía china sino también a la internacional, debido al estatus de centro financiero y logístico que ostenta Shanghái.

China vive actualmente la peor ola de contagios desde el inicio de la pandemia, razón por la cuál decidió recientemente aplicar una política de tolerancia cero.

Desde el comienzo de la pandemia, Shanghái ha detectado 5.293 contagiados sintomáticos de covid-19 y registrado siete muertes, según los datos oficiales. En febrero, 22,4 millones de personas habían recibido una pauta completa de vacunación contra la covid-19 en esta ciudad, y a 1,06 millones les había sido administrada una dosis de refuerzo, según datos de la Comisión de Sanidad de la ciudad.