This content is not available in your region

Los turistas vuelven al bosque de Hallerbos, Bélgica, para ver la floración de las campanillas

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & Euronews
euronews_icons_loading
Bosque de Hallerbos durante la floración de las campanillas y los jacintos
Bosque de Hallerbos durante la floración de las campanillas y los jacintos   -   Derechos de autor  AP Photo

En primavera, un mar de campanillas cubre el suelo del bosque cerca de Halle, en Bélgica.

Tras dos años de pandemia, los turistas vuelven a pasear por el bosque sin restricciones.

Este paisaje natural, que parece sacado de un cuento de hadas, permite a los visitantes disfrutar de un poco tranquilidad.

"Entrar en un bosque como este, donde puedes disfrutar de la calma, la paz y la energía. Creo que ayuda. Es agradable", dice Tomas Fanta, un turista checo.

En solo unas semanas de floración, más de 100.000 visitantes han visto los jacintos y las campanillas en Hallerbos, un bosque de casi 6 kilómetros cuadrados. Y es que los turistas reconocen que la belleza de este lugar es única.

Lucie Jechova, una turista checa, afirma: "Hasta ahora es muy hipnotizante solo con verlo. Es algo único, algo diferente a lo que hemos visto hasta ahora. Es muy bonito. Hemos viajado por todo el mundo, Estados Unidos, Europa..., pero no hemos visto nada parecido. Es precioso".

La floración del bosque es efímera, y es que solamente dura unas pocas semanas de primavera, hasta que las hojas de las hayas crecen e impiden que la luz llegue al suelo