EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

¿Qué hacer con los coches de combustión? Los expertos nos dicen si ha llegado el momento de cambiar

Visitantes junto a los nuevos coches eléctricos Chery EQ1 exhibidos en el salón e-Motor de Beirut, Líbano, miércoles 10 de mayo de 2023
Visitantes junto a los nuevos coches eléctricos Chery EQ1 exhibidos en el salón e-Motor de Beirut, Líbano, miércoles 10 de mayo de 2023 Derechos de autor Bilal Hussein/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Bilal Hussein/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Hannah BrownEuronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Puede resultar difícil saber cuál es la opción más respetuosa con el medio ambiente. Euronews ha pedido consejo.

PUBLICIDAD

Puede resultar difícil saber cuál es la opción automovilística más respetuosa con el medio ambiente. ¿Es mejor conservar su vehículo actual hasta que muera, comprar un coche eléctrico nuevo o convertir su coche en eléctrico o híbrido?

Las zonas de bajas emisiones y la posible prohibición de los motores de combustión obligan a los propietarios de automóviles del Reino Unido y la Unión Europea a plantearse modos de transporte más ecológicos.

Dado que los turismos emiten 3,2 toneladas métricas de CO2 al año en todo el mundo y que el aumento de la temperatura se acerca cada vez más al límite de 1,5 ºC, no cabe duda de que tenemos que descarbonizar nuestra forma de viajar.

Pero la forma de conseguirlo sigue siendo objeto de debate.

¿Cuánto CO2 se necesita para fabricar un vehículo eléctrico?

Con 250 millones de coches circulando por las carreteras europeas —la mayoría de ellos propulsados por combustibles fósiles—, desguazar los vehículos más antiguos podría no ser la solución.

"Tenemos que pensar de forma mucho más holística en cómo afectan estos vehículos al medio ambiente, no sólo fijarnos en un tubo de escape y eliminarlo", afirma Nick Molden, fundador y director ejecutivo de Emissions Analytics, una empresa que analiza el impacto ambiental de los vehículos.

Una de las principales diferencias entre las emisiones de CO2 de un vehículo eléctrico y las de un coche con motor de combustión reside en la batería.

"En el caso de un coche eléctrico, se necesitan entre ocho y diez toneladas de emisiones de fabricación para producir una batería de 80 kilovatios hora", explica Nick.

Esto tiene en cuenta los materiales extraídos y refinados en China, donde el carbón sigue siendo una importante fuente de energía. A medida que el mundo se oriente hacia las energías renovables, esta cifra se reducirá.

Sin embargo, una vez en la carretera, los vehículos eléctricos de batería no producen emisiones, a diferencia de los coches con motor de combustión.

"Un coche medio en el Reino Unido, como un Nissan Qashqai o un Ford Kuga, emitirá aproximadamente entre dos y tres toneladas de CO2 al año, con un conductor medio que recorra unos 15 000 kilómetros al año", continúa Nick.

Según estas cifras, tendrías que conducir tu VE durante unos cuatro años para compensar las emisiones de un coche de combustión.

Pero estas baterías cargadas de carbono no duran eternamente: la mayoría sólo tienen una garantía de ocho años. Por lo general, hay que cambiarlas cada 10 o 20 años.

Las baterías tienen que durar "mucho, mucho, mucho más que el punto de equilibrio" para reducir significativamente las emisiones de CO2, afirma Nick. "En realidad, tienen que durar unos 14 años, que es la esperanza de vida media de un vehículo normal", añade.

"Si lo consiguen en la práctica, reducirán significativamente las emisiones de CO2 durante su ciclo de vida".

¿A qué otros obstáculos se enfrentan los VE?

La ansiedad por la autonomía, el coste y la limitada infraestructura de recarga son sólo algunos de los obstáculos que hacen reflexionar sobre los VE. Pero hay otro problema subyacente del que se habla menos.

Debido a sus grandes baterías, los VE pesan entre 400 y 500 kg más que los coches de combustión. Esto debe tenerse en cuenta en su diseño.

"Hay que poner neumáticos mucho más grandes y especialmente diseñados para estos vehículos, que normalmente se desgastan más rápido", explica Nick.

PUBLICIDAD

La fabricación de neumáticos es muy contaminante y liberan partículas a medida que se desgastan. Una sustancia química tóxica liberada por los neumáticos, la 6PPD-quinona, se ha identificado incluso como la causa de la mortandad masiva de salmones en los ríos del estado de Washington, en Estados Unidos.

"Los neumáticos se fabrican esencialmente, y tal vez irónicamente, con combustibles fósiles procedentes del petróleo. Así que muchos de los mismos contaminantes que se encuentran en el tubo de escape también están en los neumáticos", explica Nick.

Se trata de un claro ejemplo de lo complejo que puede resultar determinar el impacto medioambiental global de los vehículos eléctricos.

Bilal Hussein/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Un cable de alimentación enchufado en el nuevo coche eléctrico Mazda CX-60 en el salón e-Motor de Beirut, Líbano, el miércoles 10 de mayo de 2023Bilal Hussein/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

¿Merece la pena convertir los coches de gasolina en eléctricos?

Sólo en el Reino Unido circulan 33 millones de coches.

"No creo que a nadie le quepa duda ahora de que vamos hacia una sociedad descarbonizada, lo que nos lleva a preguntarnos: ¿qué va a pasar con todos esos coches?", nos dice Matthew Quitter, fundador de London Electric Cars.

PUBLICIDAD

Su empresa transforma vehículos con motor de combustión en VE, un proceso que, aunque posible, cuesta demasiado para que la mayoría de la gente se lo plantee.

"Es caro", dice Matthew. "Nuestra conversión base cuesta unas 20 000 libras —23.000 euros—. Y eso no es lo que yo llamaría asequible".

Este enfoque reduce las emisiones de fabricación hasta cierto punto, pero requiere cambios importantes en la suspensión y los neumáticos para garantizar una conducción suave con el gran peso de la batería.

Para los conductores adinerados deseosos de mantener sus coches clásicos en la carretera, es una opción atractiva. Pero el proceso es largo, complejo y caro, por lo que es poco probable que se generalice.

"Veo que puede funcionar en el caso de coches clásicos o de nichos de mercado en los que se trata de un hobby", dice Nick.

PUBLICIDAD

"Pero, ¿mejorarías tu Nissan QASHQAI de seis años para convertirlo en un vehículo eléctrico de batería? Mi consejo sería que te ahorraras mucho tiempo, molestias y dinero y te compraras un coche nuevo".

¿Son los coches híbridos una buena solución?

Los coches híbridos, que combinan depósitos de gasolina con baterías eléctricas, son polémicos.

Greenpeace Reino Unido ha llegado a calificar los vehículos híbridos enchufables de "lobo con piel de cordero de la industria automovilística".

Tras estas afirmaciones, las pruebas oficiales confirmaron que estos vehículos tienen unos índices de emisiones mucho más elevados de lo que afirman los fabricantes.

En el Reino Unido y la UE, la venta de coches híbridos nuevos estará prohibida en 2035. Podría decirse que esto da a los conductores tiempo suficiente para rentabilizar el vehículo, sobre todo porque son más baratos que los vehículos eléctricos.

PUBLICIDAD

Además, evitan algunos de los problemas actuales de los vehículos eléctricos. Los híbridos no enchufables tienen baterías más pequeñas, lo que significa que "no pesan mucho más que un vehículo estándar", dice Nick. No dependen de la infraestructura de recarga. Y a pesar de tener una autonomía eléctrica limitada, siguen siendo más ecológicos que los coches con motor de combustión.

Pero para quienes puedan permitírselo, cambiar directamente a un VE es una opción más respetuosa con el medio ambiente que tapar el hueco con un híbrido.

¿Cómo convertirnos en conductores más ecológicos?

Cambiar nuestros hábitos de conducción tiene tanto impacto como cambiar nuestros coches.

En un mundo perfecto, sin emisiones de carbono, todos dejaríamos el vehículo privado y nos iríamos a pie, en bicicleta o en tren. Pero es poco probable que esto ocurra, sobre todo en las zonas rurales, donde el transporte público no está muy extendido.

Sin embargo, una forma de reducir las emisiones es optar por no hacer viajes innecesarios en coche.

PUBLICIDAD

"Si pudiéramos reducir el número de desplazamientos entre un 5 % y un 10 %, eso ya supondría una reducción significativa".

Los Gobiernos tienen un papel que desempeñar. Incentivar el uso del transporte público —con descuentos en los billetes o mejores servicios— y gravar más a los conductores por el combustible y la contaminación podría animar a la gente a pensárselo dos veces antes de salir a la carretera.

Vea el vídeo de arriba para saber más sobre qué tipo de coche debe elegir.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Suecia construye la primera carretera capaz de cargar vehículos eléctricos en movimiento

¿Podrían los coches eléctricos ser la clave para cumplir los objetivos climáticos de la UE?

China intenta aumentar su venta de coches eléctricos en la UE, que ahora está en el 3,7%