11-M: Veinte años del atentado que cambió la lucha antiterrorista en Europa

20 años del atentado del 11-M
20 años del atentado del 11-M Derechos de autor Paul White/AP2004
Derechos de autor Paul White/AP2004
Por Jaime Velazquez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los sangrientos atentados de 2004 contra los trenes de cercanías de Atocha en Madrid supusieron el despertar de Europa a una de sus principales amenazas: el terrorismo yihadista. Veinte años después, el recuerdo permanece clavado en la memoria de las víctimas y de toda la sociedad española.

PUBLICIDAD

Veinte años después de los ataques terroristas  del 11 de marzo de 2004 en Madrid, las cicatrices dejadas por la tragedia aún están vivas en la memoria colectiva de España y Europa.

Los atentados coordinados en trenes de cercanías en la estación de Atocha de Madrid, que se cobraron la vida de 192 personas y hubo más de 1.800 heridos, supusieron un punto de inflexión en la lucha antiterrorista europea, que adquirió conciencia abruptamente de la amenaza del terrorismo islamista y su capacidad para llevar cabo sus ataques en el continente.

Madrid celebra este año, vigésimo aniversario de los atentados, con numerosos actos solemnes para recordar a las víctimas y la respuesta de la sociedad española; el trabajo de los servicios de emergencia y las fuerzas de seguridad, pero también el de centenares de voluntarios que asistieron a heridos y familiares de la catástrofe.

"Es un día que jamás se borrará de mi memoria. Podría contar minuto a minuto qué es lo que pasó aquel día. Y el resumen final es que mi hermano fue asesinado en el tren de Santa Eugenia", explicó Alejandro Benito, cuyo hermano Rodolfo falleció a consecuencia de las explosiones.

"Escuché la noticia en la radio. Enseguida la familia se movilizó porque la noticia se difundió muy rápido, porque fue un hecho de gran magnitud y a partir de ahí empezamos a movilizarnos en torno a la familia. Y bueno, pues fuimos siguiendo todos los acontecimientos que fueron sucediendo; llamar a hospitales, acudir a Ifema -el recinto ferial de Madrid donde se instaló la morgue-. Y así hasta el reconocimiento final del cuerpo de Rodolfo", relató Alejandro Benito a 'Euronews' al inicio de un acto realizado por la Fundación Rodolfo Benito en Alcalá de Henares.

"Decidimos crear la Fundación porque pensamos que la vida de Rodolfo no se podía interrumpir de aquella manera tan brutal, tan rápida, porque era una persona muy joven, era una persona muy vital, tenía muchos proyectos de vida que desarrollar. Queríamos dar a la sociedad lo que pensamos que Rodolfo le hubiese dado si hubiese mantenido su vida", añadió Benito, que preside la fundación en memoria de su hermano y todas las víctimas de terrorismo.

El despertar de Europa a la amenaza yihadista

Los atentados del 11-M en Madrid sirvieron como llamada de atención y provocaron un cambio significativo en los esfuerzos antiterroristas de España y Europa. Desde entonces se han invertido recursos en agencias policiales y de inteligencia para abordar el panorama de una amenaza en evolución, que ha golpeado el continente innumerables veces en las últimas dos décadas.

"Los atentados del 11-M fueron una operación terrorista sin precedentes en España por su gravedad, por el modus operandi y por el impacto social y político que tuvieron. Fue el primer atentado yihadista grave consumado en un país de Europa occidental", explicó a 'Euronews' Luis de la Corte Ibáñez, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) e investigador en asuntos de seguridad nacional e internacional.

Según De la Corte, pese a los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York contra las Torres Gemelas, hubo un retraso en el reconocimiento de la gravedad de la amenaza yihadista en Europa. Aunque la comunidad internacional tomó conciencia del problema -añadió- seguía pensándose que la amenaza era fundamentalmente contra Estados Unidos.

"La Unión Europea no adoptó una estrategia antiterrorista común hasta 2005, respondiendo directamente a los atentados de Madrid y los ataques posteriores en Londres en 2005. Hasta entonces no había una estrategia para hacer frente al terrorismo internacional de orientación yihadista. Eso es un indicador de que ni las élites políticas ni las opiniones públicas europeas daban a la amenaza yihadista la relevancia y la gravedad que tenían", aseguró el profesor de UAM.

La respuesta conjunta europea ha permitido en las últimas décadas acometer investigaciones y operaciones policiales contra redes y tramas terroristas de inspiración yihadista en toda Europa, muchas de ellas con ramificaciones en diferentes países del continente y a su vez conectadas con focos de actividad yihadista fuera del territorio europeo.

España, ETA y la guerra de Irak

En el contexto de la lucha histórica de España contra el terrorismo separatista vasco de ETA, el repentino surgimiento de la violencia yihadista tomó al país y a las fuerzas de seguridad por sorpresa, aseguró Luis de la Corte.

"La prioridad era el terrorismo de ETA y la mayor parte de los recursos antiterroristas y de la experiencia antiterrorista estaba relacionada con la amenaza que representaba ETA, no el yihadismo".

Sin embargo, el yihadismo no era ajeno para las fuerzas de seguridad españolas. Al-Qaeda ya había establecido una célula propia en el país en los años 90 y en noviembre de 2001 se llevó a cabo en España la mayor operación policial en Europa contra el islamismo hasta entonces.

"Pero incluso los responsables de toda esa actividad, toda esa investigación policial, subestimaron la amenaza. Creían que el interés por España era principalmente el interés por un país para utilizar como base logística, como ámbito de captación y de reclutamiento, como retaguardia de la actividad yihadista que se iba a llevar a cabo en otras partes del mundo", aseguró De la Corte.

Los ataques destrozaron la percepción predominante de que España era inmune a tales amenazas, aunque muchos los atribuyeron exclusivamente a un acto de represalia por la participación de España en la invasión estadounidense de Irak en 2003.

"Los atentados del 11 de marzo de 2004 fueron interpretados de manera un tanto simplificada como un incidente circunstancial vinculado exclusivamente a la participación de España en la guerra de Irak. La experiencia ha mostrado posteriormente que el terrorismo yihadista no necesita de la excusa de ningún conflicto para seguir actuando en Europa", añadió.

Veinte años de amenaza yihadista

Desde los atentados del 11-M en Madrid, la amenaza yihadista ha evolucionado debido a la actividad de difusión de propaganda a través de Internet y a la influencia de organizaciones yihadistas que han aparecido con posterioridad, especialmente tras la declaración de un Estado Islámico en Siria y en Irak en 2014.

PUBLICIDAD

"Eso acabó generando, entre otras dinámicas nuevas, un ciclo de movilización yihadista hacia Siria e Irak. Desde países árabes, pero también desde países europeos, lo cual planteó un desafío enorme para las Autoridades, que debían identificar a ciudadanos europeos que intentaban unirse al Estado Islámico para detenerlos antes de que pudieran regresar a Europa, quizá con intenciones de atentar", explicó De la Corte a 'Euronews'.

El terrorismo islamista ha visto también la aparición del fenómeno de los 'lobos solitarios’, individuos que actúan por sus propios medios, con sus propios criterios y sin el apoyo de una estructura organizativa detrás, pero que han llegado a cometer atentados letales en París, Berlín o Barcelona.

En la actualidad el yihadismo global tiene una prioridad clara fuera de Occidente, centrándose en países del mundo árabe musulmán, explicó el experto en seguridad.

Pese a que la situación en Europa es menos complicada que en años anteriores, Luis de la Corte advirtió sobre la posibilidad de una nueva oleada de actividad yihadista. "Cada vez que una gran organización yihadista consigue arraigar en un país, extender su poder territorial, es cuestión de tiempo que trate de proyectar terrorismo a países europeos, o en términos más generales, a Occidente.", concluyó.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Madrid recuerda a las víctimas del 11M

Aniversario del 11-M: Así ha cambiado el yihadismo en España en los últimos 15 años

Macron reconoce la labor de las tropas frente al yihadismo en Chad