EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La izquierda centra en la vivienda uno de sus ejes de campaña para las Europeas

El acceso a la vivienda en España es una de las principales preocupaciones de los jóvenes
El acceso a la vivienda en España es una de las principales preocupaciones de los jóvenes Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Jaime Velazquez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La dificultad de acceso a la vivienda es una de las principales preocupaciones de los jóvenes españoles, sólo por detrás del paro, la situación económica y la precariedad laboral. Más allá de regular precios o construir más pisos, surgen nuevas soluciones para lograr vivienda social y asequible.

PUBLICIDAD

En 2018, el arquitecto Iñaki Alonso y otras 17 familias tomaron la iniciativa para construir su propio edificio, ante la escalada de precios de la vivienda y el alquiler, cuyos precios han subido hasta un 70% en las zonas más tensionadas durante la última década.

Así surgió Entrepatios, la primera cooperativa de Madrid en derecho de uso, una fórmula a medio camino entre la compra y el alquiler. Un edificio con espacios comunes y lugares de encuentro para los vecinos, que disfrutan de pisos de dos habitaciones por unos 650 euros al mes. Algo casi inimaginable en Madrid…

"Empieza a haber situaciones realmente dramáticas. Si encuentras una casa de una habitación por 600 euros pues ya es un logro", lamentó Iñaki Alonso, uno de los fundadores de la cooperativa Entrepatios.

Las viviendas realizadas por cooperativas, al eliminar el beneficio que normalmente obtiene un promotor convencional, logran un rebaja del precio de entorno al 15%, añadió Alonso. En el caso de que las Administraciones cedan el suelo de forma gratuita, por un plazo determinado, el coste final para el usuario puede reducirse en hasta un 35%.

Pero la cooperativa Entrepatios nació también como un proyecto demostrativo, de que es posible crear vivienda desterrando la especulación. En la modalidad de 'derecho de uso', los participantes no son estrictamente dueños de los pisos, sino que adquieren el derecho de utilizar la vivienda, lo que impide que puedan hacer negocio con ellas.

"Con este tipo de proyectos nos aseguramos que los precios van a estar estables porque nadie puede vender su vivienda. No puede subir su alquiler, no puede subarrendarlo… no puede de alguna manera especular con el piso y el precio es estable", explicó el arquitecto Iñaki Alonso.

La vivienda, en campaña

El presidente Pedro Sánchez se ha reunido con representantes del sector de la vivienda y ha anunciado una medida de impacto: el fin de las golden visas, una norma del anterior Gobierno conservador que permitía a los extranjeros optar a la residencia al comprar propiedades.

Pero más allá del alcance real de la medida, Pedro Sánchez ha dado el pistoletazo de salida de la precampaña electoral para elecciones europeas, donde la vivienda será uno de los ejes principales en la lucha de la izquierda por conquistar a los votantes más jóvenes. El acceso a la vivienda es una de las principales preocupaciones de los menos de 35, sólo por detrás del paro, la situación económica y la precariedad laboral, según el último barómetro del Centro Investigaciones Sociológicas (CIS).

En la última década los precios del alquiler, la solución habitacional que utilizan un 40% de los jóvenes, han subido 17 veces más que los salarios. El 60% de los hogares españoles emplean más de un tercio de sus ingresos en pagar la renta y los gastos de la casa. Para ocho de cada diez españoles que ganan unos 1.000 euros al mes -el salario más común entre los jóvenes españoles- los gastos de vivienda y costes asociados superan el 30% de sus ingresos, según apunta un reciente estudio de Funcas.

"Tenemos una crisis de asequibilidad muy aguda, que está llevando a que dos de cada diez hogares estén en situación de pobreza después del pago de sus vivienda. Y esto está afectando además a las clases medias. Tenemos más de 250.000 hogares con ingresos intermedios que quedan en esta situación de pobreza", destacó Elena Martínez Goytre, Responsable del área de Investigación y Evaluación de la asociación Provivienda.

Según un reciente estudio de Eurofound, la crisis de la vivienda afecta especialmente a la juventud, al dificultar el abandono del hogar familiar. La edad a partir de la cual al menos el 50% de las personas de la UE vive fuera del domicilio de sus padres ha pasado de 26 años en 2007 a 28 en 2019.

Entre 2010 y 2019, España, Croacia, Italia, Chipre, Bélgica, Grecia e Irlanda registraron el mayor aumento en cuanto al número de personas de entre 25 y 34 años que siguen viviendo con sus padres. "Aunque la política de vivienda sigue siendo competencia de los Estados miembros, la escasez de viviendas decentes, energéticamente eficientes y asequibles, así como el aumento de los precios de la vivienda en la UE, requiere un **Plan de acción europeo sobre vivienda", ha reclamado el Comité Económico y Social Europeo (CESE).

'Housing associations': importando el modelo vienés

Frente a las políticas de la izquierda, que viene apostando por la regularización de los precios de la vivienda, y las tesis de la derecha que sostienen que la crisis de la vivienda en España es esencialmente un problema de oferta, surgen nuevas vías para la creación de un parque de vivienda asequible.

"Es cierto que ahora mismo hay una batalla a nivel político entre construir más y regular precios. Pero es que la problemática es tan grande que hay que hacer las dos cosas", aseguró el arquitecto Iñaki Alonso.

"Hay que construir más porque es cierto que no hay oferta suficiente, pero también hay que introducir algunas regulaciones, no sólo en cuanto a precio, sino también por ejemplo regulaciones fiscales para movilizar vivienda vacía. Pero también hay que cambiar la forma de construir. Nosotros en Entrepatios podemos ser un ejemplo de cómo se pueden estabilizar los precios, pero eso compete a las Administraciones".

Las entidades del Tercer Sector especializadas en vivienda social y asequible, como Provivienda, demandan un mayor papel de las organizaciones sin ánimo de lucro que vienen trabajando en el país para proveer de soluciones habitacionales a la población vulnerable. Para ello, Provivienda ha puesto en marcha Lumvra, la primera 'Housing Association' a nivel estatal de España; un modelo que ha demostrado su eficacia en otros lugares como Viena, donde el parque de vivienda asequible es del 20% en contraste con el 2% español.

Las 'Housing Associations' o Asociaciones de vivienda son organizaciones que, desde el no lucro o el lucro limitado, promueven, construyen, compran, rehabilitan y gestionan vivienda asequible y social, apoyadas en mayor o menor medida por las administraciones públicas para promover su actividad. "Según la organización europea Housing Europe, si las entidades sin ánimo de lucro gestionan un gran porcentaje de vivienda sobre el total del parque, pueden ayudar a regular los precios del mercado", aseguró Provivienda en un comunicado.

Según la entidad, el caso austriaco es un ejemplo de ello, pues refleja cómo un aumento del 10% en la proporción de Housing Associations ha logrado la disminución de un 5% del precio de los alquileres del mercado privado. "En España, sin embargo, la actividad inmobiliaria está prácticamente copada por el sector privado con ánimo de lucro, que caracteriza un mercado altamente especulativo", lamentó la entidad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

''Mi miseria es tu paraíso'': Los residentes de las islas Canarias en contra del turismo de masas

Vivienda social: ¿Sigue siendo Viena un modelo a seguir?

¿En qué lugares de Europa ha aumentado más el precio de la vivienda desde 2015?