EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La industria pide a la Eurocámara no dar marcha atrás con la prohibición de los coches de gasolina

Michael Probst / AP
Michael Probst / AP Derechos de autor Michael Probst/AP2007
Derechos de autor Michael Probst/AP2007
Por Marta Pacheco
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La reacción de la industria sigue a la intención del principal grupo político del Parlamento Europeo, el Partido Popular Europeo, de revisar las normas sobre dióxido de carbono para coches y furgonetas a partir de 2035.

PUBLICIDAD

Los fabricantes de baterías y las compañías eléctricas enviaron el pasado 4 de julio una carta a los legisladores de la UE en la que les instan a no retirar la prohibición de los coches de combustión para 2035 y, en su lugar, a dirigir los esfuerzos hacia el ecosistema europeo de la e-movilidad y hacer que la industria de la UE sea competitiva.

La carta, que cuenta con nueve firmantes, entre ellos Eurelectric, Eurocities, la Asociación Internacional del Cobre Europa y Transport & Environment (T&E), responde a un borrador del Partido Popular Europeo (PPE) que apunta a debilitar el plan del bloque para eliminar progresivamente los vehículos con motor de combustión interna (ICE).

Dirigida por Eurelectric, asociación con sede en Bruselas que representa a la industria eléctrica europea, la carta argumenta que el abandono de tales ambiciones retrasará los esfuerzos de descarbonización en el marco de los objetivos climáticos de Europa y hará mella en las inversiones a largo plazo en e-movilidad, con un impacto directo en la salud pública y el medio ambiente.

¿Podría el PPE dar marcha atrás?

"Cualquier reapertura o debilitamiento de estas normas (la legislación de la UE para eliminar progresivamente los vehículos con motores de combustión interna) penalizaría estos esfuerzos y desviaría a los inversores de invertir en la e-movilidad europea", reza la carta. "Le instamos a que haga de la competitividad industrial a largo plazo su prioridad durante los próximos cinco años para que la UE aplique el Pacto Verde".

Aunque la formación de grupos aún está en curso, el centrista PPE será la principal fuerza en el próximo ciclo del Parlamento Europeo y su líder verde, Peter Liese, un veterano eurodiputado alemán recientemente reelegido, está dispuesto a mantener los objetivos climáticos, pero quiere deshacerse de la burocracia, incluyendo "mejorar la legislación" para los límites de emisiones de CO2 de los coches, según informa 'Euronews'.

El grupo centrista quiere "revisar las normas de reducción de CO2" para coches y furgonetas nuevas adoptadas en abril por los países de la UE para "permitir el uso de combustibles alternativos de emisiones cero" más allá de 2035, según revela un borrador de documento que saldrá de la convención de grupos del PPE celebrada esta semana en Portugal. Estos combustibles pueden ir desde el biometano hasta el hidrógeno, el amoníaco o los biocombustibles.

Ivan-Asen Ivanov, responsable de política energética de Eurelectric, considera que los planes del PPE son un "avance peligroso" para la transición hacia un transporte limpio en la UE y "una amenaza para la estabilidad legislativa".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un coche chino sin conductor atropella a un peatón que se saltó un semáforo

¿Qué son los combustibles sintéticos?

¿Por qué tienen una sensación térmica mortal de 62ºC en Dubai?