Seguridad, competitividad, crisis energética: las prioridades de la presidencia sueca de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Cartel de la presidencia rotatoria sueca
Cartel de la presidencia rotatoria sueca   -   Derechos de autor  Unión Europea, 2022.

Suecia asume la presidencia rotatoria del Consejo de la UE de este semestre con grandes desafíos por delante en una Europa cuyas crisis no dan respiro. El Gobierno de coalición del conservador Ulf Kirstersson, formada por su partido los Moderados, junto con democristianos y liberales, ha expuesto estos días las que serán las prioridades de su agenda, menos de tres meses después de comenzar a gobernar en su país

La tercera presidencia

Es la tercera vez que el país nórdico asume esta responsabilidad desde su entrada en la UE en 1995. Como recuerda el Instituto Sueco para Estudios de Política Europea (Sieps), la presidencia del Consejo obliga a planear y dirigir cientos de reuniones del Consejo, a representar a los otros Estados miembro en las negociaciones con la Comisión y el Parlamento Europeo y puede, hasta cierto punto, promocionar su propia  perspectiva en política europea. 

Seguridad y unidad

Suecia se compromete a brindar un constante apoyo económico y militar a Ucrania frente a la invasión rusa, así como respaldo también en su camino hacia la adhesión a la UE. 

Se prevé que la UE envíe a Kiev 18 000 millones de euros de ayuda a lo largo de 2023, cantidad crucial para compensar el déficil presupuestario ucraniano y mantener sus servicios públicos básicos. 

Qué hacer con los activos congelados

Además, Suecia deberá moderar el debate en torno a la confiscación de activos rusos. La UE quiere vender y reinvertir dichos activos, congelados a lo largo de nueve rondas de sanciones, para así conseguir fondos adicionales para la reconstrucción de Ucrania. 

Pero la idea, que podría potencialmente afectar a unos 300 000 millones de euros de reservas internacionales del Banco Central de Rusia, es muy compleja y cuenta con múltiples obstáculos legales y prácticos

Mientras Estocolmo, que sigue negociando con Turquía el levantamiento del veto para su propia entrada en la OTAN, también promete continuar la lucha contra el crimen organizado transfronterizo. 

Cambiar las reglas del juego en competitividad

Un creciente número de Estados miembro presionan para revisar las normas sobre ayudas estatales de la UE, en respuesta al programa masivo de subsidios verdes desplegado por EE. UU

La necesidad de que Europa se mantenga como un destino atractivo para la inversión extranjera resulta básica después de que el presidente Joe Biden firmara la Ley de reducción de la inflación, que pretende inyectar unos 350 000 millones de euros en este tipo de subvenciones. Esta medida favorece a los productos fabricados en Estados Unidos, avivando el temor a una guerra comercial transatlántica. El presidente francés Emmanuel Macron y la primera ministra italiana Giorgia Meloni inciden especialmente en la necesidad de modificar las reglas del juego establecidas hace décadas, pensadas en su momento para asegurar la competencia justa entre pequeños y grandes Estados miembro. 

El primer ministro sueco ha asegurado que es necesaria una "clara política de competencia", pero ha advertido en un discurso en el Parlamento de que "el proteccionismo no es el camino a seguir. No lo era ayer y no lo será mañana en este lado o el otro del Atlántico".

La declaración de objetivos del ejecutivo sueco para este período mantiene que la UE "debe continuar proporcionando las mejores condiciones posibles para una economía sana y abierta basada en la libre competencia, la inversión privada y una digitalización exitosa".

Crisis energética y transición ecológica

Los persistentes altos precios de la energía seguirán encabezando la agenda de la UE.

Suecia será la encargada de iniciar el debate sobre una nueva propuesta de reforma del mercado eléctrico en la UE y acelerar los planes para lograr la independencia de los combustibles fósiles. En esta transición ecológica, "Europa debe liderar con el ejemplo cumpliendo con ambiciosos objetivos climáticos que impulsen el crecimiento y la competitividad". Asegura que llevarán a la práctica el programa Fit for 55 -llamado así por su objetivo de reducción de las emisiones en al menos el 55 % fijado para el año 2030-

Valores democráticos

Suecia ha prometido también defender el estado de derecho en toda la UE. Pero el necesario apoyo parlamentario del partido de extrema derecha Demócratas de Suecia al Gobierno en minoría provoca cierta inquietud en Bruselas. Sin embargo, Estocolmo insiste en que esta formación no pertenece a la coalición en el Gobierno, y que presta su apoyo en cuestiones de política nacional, no en aspectos relacionados con la UE.