Alemania se sale con la suya: la UE acuerda una exención para los combustibles sintéticos

La prohibición para los motores de combustión entrará en vigor en 2035.
La prohibición para los motores de combustión entrará en vigor en 2035. Derechos de autor Michael Probst/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los conocidos como e-combustibles no entrarán dentro de la norma que prohíbe la venta de coches de combustión para 2035.

PUBLICIDAD

La Unión Europea ha aprobado a uno de los elementos más ambiciosos y de mayor alcance de su Pacto Verde: la prohibición de matricular coches con motor de combustión a partir de 2035. La normativa impone una reducción del 100% de las emisiones de CO2 para la fecha límite, prohibiendo de facto la compra de turismos y furgonetas nuevos propulsados por combustibles fósiles, como el gasóleo y la gasolina, en todo el mercado único.

El acuerdo se ha hecho oficial durante una reunión de ministros de Energía y Transportes que se ha celebrado en Bruselas este martes por la mañana. Allí se ha dado el visto bueno definitivo al reglamento.  Pero tras una campaña de última hora de Alemania para introducir una exención, la prohibición de 2035 eximirá a los vehículos que funcionen exclusivamente con combustibles sintéticos, una tecnología incipiente que combina hidrógeno y dióxido de carbono para producir combustible.

Los también conocidos como e-combustibles se queman en un motor y, por tanto, liberan emisiones a la atmósfera, pero sus defensores sostienen que su proceso de producción puede ser neutro para el clima y compensar la contaminación. Por el contrario, sus detractores afirman que son caros, energéticamente ineficaces y de producción ineficiente.

La producción actual de combustibles sintéticos es muy limitada y aún no está claro hasta qué punto puede representar una alternativa a los vehículos eléctricos, que ya se fabrican a gran escala.

La petición de Alemania de excluir los e-combustibles de la normativa sobre CO2 ha sido muy inusual y ha paralizado todo el proceso legislativo. El bloqueo duró casi un mes y desencadenó intensas conversaciones entre la Comisión Europea y el Ministerio Federal de Transportes de Alemania, controlado actualmente por la rama liberal de la coalición tripartita gobernante.

Las conversaciones se cerraron este fin de semana con un acuerdo paralelo que abrirá la puerta a la venta de vehículos que funcionen exclusivamente con combustibles sintéticos después de la fecha límite de 2035. "El camino está despejado: Europa sigue siendo tecnológicamente neutral", declaró Volker Wissing, Ministro de Transportes alemán, en respuesta a la noticia.

El acuerdo añade una interpretación jurídica adicional, pero no supone ninguna modificación de la normativa sobre CO2, que había sido negociada a fondo entre los Estados miembros y el Parlamento Europeo. Ahora se espera que la Comisión desvele nuevas medidas para aplicar la exención de los combustibles sintéticos.

A pesar de ser una victoria política para Berlín, la estrategia ha sido ampliamente criticada por otros Estados miembros y por los eurodiputados por ignorar normas de procedimiento bien establecidas. "Por principio, no nos gusta este enfoque. Creemos que no es justo", ha asegurado Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica de España, antes de la reunión del martes.

"No es un movimiento bueno y agradable el que viene de Alemania. Espero que aprendamos que no podemos tomar esto como un precedente a utilizar siempre, porque esto podría significar tiempos difíciles para Europa", ha proseguido Ribera.

Italia, Polonia, Bulgaria y Rumanía habían expresado previamente sus reservas sobre la prohibición de 2035, pero sin el apoyo de Alemania, los cuatro países no pudieron formar lo que se conoce como minoría de bloqueo.

El reglamento sobre el CO2 se convertirá en ley tras su publicación en el diario oficial de la UE.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Dónde cargo mi coche? El despliegue de los vehículos eléctricos choca con la realidad

Macron señala que "no se descarta" el envío de tropas occidentales a Ucrania en un futuro

La ira de los agricultores europeos no cesa