EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Estado de la democracia: ¿cómo se comparan los países europeos?

ARCHIVO: Comienza el recuento en Glasgow en las Elecciones Generales 2019 del Reino Unido, el jueves 12 de diciembre de 2019.
ARCHIVO: Comienza el recuento en Glasgow en las Elecciones Generales 2019 del Reino Unido, el jueves 12 de diciembre de 2019. Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Servet Yanatma
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Europa mantiene su estatus de región del mundo con mejores resultados democráticos, pero se han observado descensos en muchos países, según el Informe sobre el Estado Global de la Democracia 2023.

PUBLICIDAD

Los fundamentos de la democracia se están debilitando en todo el mundo: la mitad de los países sufren retrocesos democráticos en aspectos como el Estado de derecho y la libertad de expresión, según un nuevo informe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), una organización intergubernamental con sede en Estocolmo (Suecia).

Europa mantiene su estatus de región del mundo con mejores resultados, pero se han observado descensos en muchos países, incluidas democracias consolidadas como el Reino Unido, Austria y los Países Bajos.

Entonces, ¿cómo se comparan los países europeos en términos de rendimiento democrático, y qué regiones tienen el nivel más alto de valores democráticos en Europa?

Continúa el deterioro global

El informe anual de IDEA Internacional examina la salud de la democracia en todo el mundo. El informe de este año, titulado "The Global State of Democracy 2023 Report - The New Checks and Balances" (Informe sobre el estado global de la democracia 2023 - los nuevos controles y equilibrios), revela que en todas las regiones del mundo la democracia ha seguido contrayéndose, con un declive en al menos un indicador clave de rendimiento democrático en los últimos cinco años, basado en 17 métricas que van desde las libertades civiles a la independencia judicial en casi la mitad de los 173 países encuestados.

Según el informe, este declive se ha visto intensificado por la erosión de los "contrapesos y salvaguardias" formales (elecciones, parlamentos y tribunales), que se han esforzado por defender la ley y exigir responsabilidades a los políticos. Este deterioro se produce en un momento en que la crisis del coste de vida, el cambio climático y la guerra de Rusia en Ucrania plantean enormes desafíos a los líderes electos.

"Muchos países están luchando ahora incluso por aspectos básicos de la democracia", afirmó el Secretario General de IDEA Internacional, Kevin Casas-Zamora.

"Pero aunque muchas de nuestras instituciones formales, como las legislaturas, se están debilitando, existe la esperanza de que estos controles y equilibrios más informales, desde periodistas a organizadores electorales y comisarios anticorrupción, puedan combatir con éxito las tendencias autoritarias y populistas."

En lugar de una clasificación general, el informe de este año clasifica a los países en cuatro grandes categorías de actuación democrática: Estado de derecho, Derechos, Representación y Participación. La escala de cada categoría oscila entre 0 y 1, siendo 1 la más democrática.

Los países nórdicos, a la cabeza

Los países nórdicos muestran los mejores resultados democráticos. Si se observan las puntuaciones, Dinamarca se sitúa a la cabeza en tres de las cuatro categorías de todo el mundo. Noruega y Finlandia también se sitúan entre los 10 primeros en todas las categorías, y Suecia en tres.

En 2022, Alemania también demostró unos resultados democráticos sobresalientes, situándose entre los 10 primeros en las cuatro categorías.

Como democracias consolidadas en Europa, Francia y el Reino Unido solo lograron situarse entre los 20 primeros en dos categorías. En la categoría de Estado de derecho, el Reino Unido ocupa el puesto 17 y Francia el 20. En la categoría de Derechos, Francia ocupa el puesto 27 y el Reino Unido el 34.

Hungría, Polonia y Rumanía registran los peores resultados de la UE

En 2022, teniendo en cuenta tanto las puntuaciones como la clasificación global, algunos de los miembros orientales de la UE no mostraron un gran rendimiento democrático. Se trata de Hungría, Polonia y Rumanía. No se encuentran entre los 50 primeros en la clasificación del Estado de derecho.

Cuatro países se clasifican como no democráticos en Europa

Cuatro países se alejaron del resto de Europa.

El informe clasifica a Azerbaiyán, Bielorrusia, Rusia y Turquía como países no democráticos. Según las puntuaciones, Turquía ha obtenido resultados ligeramente mejores que los otros tres países. Sin embargo, ninguno de ellos figura entre los 100 primeros en ninguna de las cuatro categorías. "El grupo claramente no democrático de Azerbaiyán, Bielorrusia, Rusia y Türkiye (Turquía) se ha alejado del resto de Europa, con resultados muy por debajo de la media europea en la mayoría de los indicadores de democracia", concluye el informe.

Evolución en los últimos 5 años: descensos y aumentos

Aunque los países europeos lideran claramente las cuatro categorías, si se observan los cambios entre 2017 y 2022, se han producido descensos significativos en indicadores específicos de rendimiento democrático en muchas de las democracias establecidas en Europa. El informe subraya el deterioro de las puntuaciones de democracias sólidas y consolidadas desde hace tiempo, como Austria, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Reino Unido.

Los descensos han afectado a varios indicadores, siendo los más comunes el Estado de derecho (especialmente su previsible aplicación) y la libertad de prensa. Estos países siguen obteniendo buenos resultados en la mayoría de los factores, pero "los descensos ponen de relieve la importancia de una vigilancia constante para blindar la democracia de cara al futuro", señala el informe.

Los cambios en las puntuaciones entre 2017 y 2022 indican los descensos y las subidas. Mientras que en el gráfico sobre todos los países, el informe de IDEA Internacional se refiere únicamente a los cambios quinquenales con un nivel de significación estadística de 0,05.

PUBLICIDAD

Tomando esta base, varios países europeos mostraron una caída significativa en el Estado de derecho. Las puntuaciones de siete países de la UE en esta categoría disminuyeron más de 0,05 puntos. Este descenso fue especialmente significativo en Portugal, Austria, Países Bajos y Hungría. Después de Bielorrusia, Reino Unido registró el mayor descenso.

Austria y Reino Unido también se encontraban entre los países con un descenso importante en la categoría Derechos. Francia fue el tercer país con mayor descenso en esta categoría.

Alemania obtuvo puntuaciones muy altas en todas las categorías, pero su puntuación en Representación descendió significativamente.

A pesar de los descensos de Hungría y Polonia, Europa Central fue el epicentro del crecimiento democrático, convirtiéndose en la segunda subregión con mejores resultados en cuanto al Estado de derecho según el informe. Moldavia, Letonia, Armenia, Rumanía y Azerbaiyán aumentaron su puntuación más de 0,05 puntos en el Estado de derecho.

¿Qué miden estas categorías?

Según el informe, las cuatro categorías principales examinan distintas dimensiones de la actuación democrática.

PUBLICIDAD

Los derechos son una medida agregada de un sistema jurídico justo, el respeto de las libertades civiles, el grado de disponibilidad de los apoyos materiales y sociales de la democracia y el grado de igualdad política y social entre grupos sociales y géneros.

El Estado de derecho es una nueva medida agregada introducida este año (con comparaciones a partir de 2021). Incluye evaluaciones de la independencia del poder judicial de la influencia del gobierno, la medida en que los administradores públicos utilizan sus cargos en beneficio propio, la previsibilidad de la aplicación de la ley y el grado en que la población está libre de violencia política.

La representación es una medida agregada de la credibilidad de los procesos electorales (incluidas las elecciones libres de irregularidades, los partidos políticos libres de operar, el carácter inclusivo del derecho al voto y el grado en que los cargos nacionales están ocupados por personas elegidas), la eficacia de las legislaturas y la calidad de la representación democrática local.

La participación es una medida agregada del grado de implicación de los ciudadanos en la expresión democrática durante y entre las elecciones. Incluye evaluaciones del contexto en el que opera la sociedad civil, la fuerza de los grupos de interés, el grado de compromiso de los ciudadanos con las asociaciones y los sindicatos, y la participación electoral en las elecciones nacionales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Europa debe abrazar el pragmatismo para seguir siendo relevante en el Sur Global

La primera cumbre global de IA y el declive de las democracias en todo el mundo

¿Está la democracia en peligro de extinción?