EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Bruselas permite el uso de glifosato en la UE durante 10 años más después de que los Estados miembros no lleguen a un acuerdo

Contenedores de Roundup se sientan en un estante de la tienda el 24 de febrero de 2019, en San Francisco.
Contenedores de Roundup se sientan en un estante de la tienda el 24 de febrero de 2019, en San Francisco. Derechos de autor AP Photo/Haven Daley
Derechos de autor AP Photo/Haven Daley
Por Alice TideyEuronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Comisión Europea ha anunciado el miércoles que aprueba el uso de la controvertida sustancia química glifosato en toda la Unión Europea durante otra década, después de que los Estados miembros no llegaran a un acuerdo.

PUBLICIDAD

"La Comisión, basándose en las exhaustivas evaluaciones de seguridad llevadas a cabo por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA), junto con los Estados miembros de la UE, procederá ahora a la renovación de la aprobación del glifosato por un periodo de 10 años, sujeta a ciertas condiciones y restricciones nuevas", ha señalado en un comunicado.

"Estas restricciones incluyen la prohibición del uso como desecante antes de la cosecha y la necesidad de ciertas medidas para proteger a los organismos no objetivo", ha añadido.

El Ejecutivo comunitario ha recibido el poder de aprobar su propia propuesta después de que los Estados miembros no lograran, por segunda vez, una mayoría cualificada a favor o en contra del plan presentado por primera vez en septiembre. Según ha podido saber Euronews, países como Italia o Francia se han abstenido y España ha votado a favor.

La EFSA declaró en una evaluación de julio que no había encontrado "áreas críticas de preocupación" para la renovación del uso más allá del 15 de diciembre, fecha en la que expiraba la aprobación actual de cinco años.

No obstante, la decisión de utilizar glifosato a escala nacional sigue estando en manos de cada gobierno. Ningún país de la UE ha prohibido totalmente el glifosato, aunque algunos, como Austria, Francia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo y Alemania, han implantado prohibiciones parciales, prohibiendo su uso en determinadas zonas o en los hogares.

Pruebas alarmantes

El glifosato es un herbicida introducido en la década de 1970 y utilizado para eliminar las malas hierbas que invaden los cultivos agrícolas y los espacios públicos. Ha sido fuente de controversia desde que la agencia contra el cáncer de la Organización Mundial de la Salud concluyó en 2015 que era probablemente cancerígeno para los seres humanos.

La Comisión ha reiterado en su último comunicado que la EFSA examinó 16.000 estudios publicados, 2.000 de los cuales se consideraron potencialmente relevantes, así como 300 estudios adicionales señalados a su atención durante la fase de consulta pública para emitir su evaluación.

Bruselas ha añadido que si surgen nuevas pruebas que indiquen que ya no se cumplen los criterios de aprobación, iniciaría una nueva revisión y "tomaría medidas inmediatamente para modificar o retirar la aprobación si está científicamente justificado".

Pero la ONG Pesticide Action Network ha afirmado que los planes de la Comisión de renovar la aprobación por su cuenta incumplirían la Ley de Plaguicidas de la UE, que establece que debe observarse el principio de precaución cuando no existe un consenso científico claro sobre una política sospechosa de conllevar riesgos de causar daños al público o al medio ambiente.

"Lamentamos que la Comisión dé la espalda a la ciencia independiente y a las preocupaciones de los ciudadanos y planee volver a aprobar este peligroso herbicida por otros 10 años", ha asegurado Angeliki Lysimachou, responsable de Ciencia y Política de la Red Europea de Acción contra los Plaguicidas.

"Hay pruebas alarmantes que ponen de relieve los riesgos de cáncer asociados al glifosato, junto con la miríada de otros efectos adversos notificados", ha dicho también.

La Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL), otra ONG ecologista, dijo en reacción que "este nuevo fracaso para reunir una mayoría de los Estados miembros a favor de una renovación de 10 años del glifosato muestra que se ha vuelto políticamente imposible ignorar el estado de la ciencia".

"Es inaceptable que la Comisión siga planeando seguir adelante con su propuesta, teniendo en cuenta la cantidad de pruebas científicas sobre los impactos de la sustancia en la salud y el sufrimiento asociado", añadió en un comunicado su responsable del Programa de Sustancias Químicas, Natacha Cingotti.

Las nuevas condiciones y restricciones introducidas por la Comisión para el uso del glifosato incluyen la prohibición de utilizarlo como desecante -para inducir o mantener un estado de sequedad- y el requisito de que los Estados miembros mejoren sus evaluaciones de riesgos para tener en cuenta la biodiversidad, incluida la fauna salvaje.

Los gobiernos también tendrán que establecer tasas máximas de aplicación basadas en esas evaluaciones de riesgos y medidas de mitigación de riesgos para garantizar la protección de los organismos no objetivo y el medio ambiente.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Golpe a Orbán: Varios Estados miembros boicotean la Cumbre de la UE celebrada en Budapest

Borrell acusa a Orbán de deslealtad y se suma al supuesto boicot a la Presidencia húngara

¿Qué significaría la posible candidatura de Kamala Harris para la Unión Europea?