Todos los países de la UE, salvo Hungría, piden un alto el fuego en Gaza

El ministro húngaro de Asuntos Exteriores, Peter Szijjarto
El ministro húngaro de Asuntos Exteriores, Peter Szijjarto Derechos de autor Denes Erdos/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Denes Erdos/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Por Mared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Todos los países de la Unión Europea (UE), excepto Hungría, han pedido conjuntamente un alto el fuego definitivo en Gaza y han instado a Israel a no lanzar su asalto previsto sobre Rafah.

PUBLICIDAD

Budapest se negó a respaldar el llamamiento, a pesar de la presión de otras capitales, y también desbarató en solitario los planes de la UE de imponer sanciones colectivas a colonos israelíes violentos, que fueron presentados por primera vez en diciembre tras una nueva ola de ataques contra palestinos en Cisjordania.

Tras diez horas de intensas conversaciones entre los ministros de Asuntos Exteriores de la UE, el húngaro Péter Szijjártó bloqueó el consenso sobre ambas cuestiones.

En un hecho poco habitual en el bloque, 26 de los 27 Estados miembros aislaron a Hungría y emitieron su propia declaración pidiendo "una pausa humanitaria inmediata que pueda conducir a un alto el fuego sostenible" en la asediada Franja de Gaza, donde unos 29.000 palestinos han perdido la vida desde el inicio de la guerra.

Los 26 países también aprobaron una declaración en la que piden al Gobierno de Israel que no siga adelante con su plan de acción militar en la ciudad meridional gazatí de Rafah, donde más de un millón de palestinos se han refugiando huyendo de la guerra y de los ataques israelíes en otras partes de la Franja.

Un asalto a Rafah "empeoraría una situación humanitaria ya de por sí catastrófica e impediría la urgente prestación de servicios básicos y ayuda humanitaria", dice la declaración, que se suma así a la importante presión internacional sobre el Gabinete de guerra israelí para que no siga adelante con la ofensiva terrestre que planea lanzar sobre Rafah, que según el primer ministro Netanyahu alberga a los últimos militantes de Hamás en Gaza.

Un miembro del Gabinete de guerra amenazó este lunes con lanzar la ofensiva si los rehenes que aún mantiene Hamás en Gaza no son liberados antes del Ramadán.

La falta de unanimidad pone de manifiesto las diferencias europeas sobre Oriente Medio

Pero la falta de apoyo unánime a las declaraciones pone aún más de relieve la contínua lucha de la UE por encontrar una línea común en el conflicto de Oriente Medio.

"Sé muy bien que si no hay unanimidad, no hay posición común de la UE, pero puede haber una posición respaldada por una mayoría suficiente", explicó el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. "Naturalmente, esto no refuerza nuestra posición. Europa sólo puede desempeñar un papel cuando está unida", añadió.

En los últimos meses, Budapest ha amenazado con utilizar su derecho de veto para retrasar o desbaratar por completo las decisiones de política exterior de la UE.

Esto ha obligado al Consejo Europeo a explorar formas creativas de esquivar a Hungría. En diciembre se pidió al primer ministro húngaro, Viktor Orbán, que abandonara la sala de negociaciones del Consejo Europeo para que los demás Jefes de Estado y de Gobierno pudieran aprobar la apertura de las negociaciones de adhesión con Ucrania y Moldavia sin su presencia.

El bloque también se vio obligado a retrasar unas siete semanas la aprobación de su paquete de ayuda de 50.000 millones de euros para Ucrania, tras no lograr obtener concesiones de Orbán el pasado diciembre.

Hungría descarrila la imposición de sanciones a colonos israelíes

Aunque el Reino Unido y Estados Unidos ya sancionaron en diciembre a los colonos extremistas israelíes por sus ataques a comunidades palestinas, el plan propio del bloque comunitario se había retrasado durante meses.

Algunos Estados miembros, como la República Checa y Hungría, habían rechazado aplicar a los colonos el mismo régimen de sanciones que al grupo islamista Hamás, reconocido como organización terrorista en la UE, por temor a enviar un mensaje político equivocado.

"No es una buena señal política que los terroristas (...) estén más o menos en el mismo paquete que las personas que cometen actos de motivación política extrema, pero que no pueden compararse en modo alguno con el terrorismo", declaró el ministro checo de Asuntos Exteriores, Jan Lipavský, antes de la reunión de este lunes, subrayando que su país no había bloqueado totalmente el paquete de sanciones.

Tras la reunión, Lipavský dijo que había expresado que Praga no tenía "ningún problema con el paquete en principio", pero que otro Estado miembro se adelantó y "simplemente bloqueó todo el paquete de sanciones contra los colonos".

El jefe de la diplomacia del bloque, Josep Borrell, dijo que estaba presionando a los Estados miembros para que tomaran medidas por lo que llamó "acciones terroristas" contra los palestinos en Cisjordania.

Cisjordania está en ebullición, y si no dejan ir a la gente a las mezquitas durante las festividades, durante el Ramadán, la situación podría empeorar aún más
Josep Borrell

En una señal de que la paciencia de los Estados miembros de la UE se está agotando, Francia impuso unilateralmente sanciones a los colonos israelíes el pasado martes, prohibiendo la entrada en Francia a 28 personas.

España, dispuesta a imponer sanciones

Bélgica, Irlanda yEspaña han indicado que también estarían dispuestos a introducir sus propias sanciones si persistiera el bloqueo de la UE. "Si no hay acuerdo, España procederá en solitario con las sanciones contra los colonos violentos", declaró este lunes el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

PUBLICIDAD

El ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Micheál Martin, declaró lo mismo: "Si no conseguimos unanimidad, estamos dispuestos a hacerlo nosotros mismos como país. Irlanda lo está y sé que otros también lo están contemplando".

La ONU calcula que la violencia de los colonos israelíes ha aumentado significativamente desde el inicio de la guerra en Gaza, hasta alcanzar una media de siete incidentes diarios, frente a los tres que se producían antes de los ataques de Hamás a Israel el 7 de octubre.

El fin de semana, Borrell declaró en la Conferencia de Seguridad de Múnich que la violencia en Cisjordania, donde los extremistas israelíes invaden territorio palestino, es el "verdadero obstáculo para la solución de los dos Estados", el acuerdo preferido por Occidente para garantizar una paz y seguridad duraderas en la región.

El bloque espera desempeñar un papel en las negociaciones hacia una solución pacífica del conflicto, pero su credibilidad se ve obstaculizada por las arraigadas divisiones internas entre los Estados miembros.

Borrell confirmó que el bloque seguiría "estudiando cómo proceder" en materia de sanciones contra los colonos israelíes, así como contra los militantes de Hamás por "violaciones de los derechos humanos y violencia sexual".

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El Parlamento húngaro vota la ratificación de la entrada de Suecia a la OTAN

Borrell advierte en Múnich: "La UE debe estar más unida en cuestiones geopolíticas"

Israel financió a Hamás para debilitar a la Autoridad Palestina, según Josep Borrell