EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Exclusiva: Michel espera que el aparente ataque israelí a Irán ponga "fin" a la escalada

Charles Michel, Presidente del Consejo Europeo
Charles Michel, Presidente del Consejo Europeo Derechos de autor Dario Pignatelli/
Derechos de autor Dario Pignatelli/
Por Shona MurrayMared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El presidente del Consejo Europeo espera que la aparente represalia israelí de este viernes sea la última en la reciente escalada con Irán y cree que las próximas "horas y días" serán críticos.

PUBLICIDAD

Charles Michel habló en exclusiva con 'Euronews' horas después de que Iránactivara sus defensas antiaéreas cerca de la ciudad central de Isfahán, al ser blanco de un presunto ataque de represalia por parte de Israel, avivando de nuevo el temor a un conflicto regional más amplio.

El ataque se produjo solo seis días después de que Irán lanzara una andanada de unos 300 drones y misiles balísticos y de crucero en su primer ataque directo contra territorio israelí. Esto ocurrió poco después de un ataque aéreo israelí contra el consulado iraní en Damasco en el que murieron siete miembros de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Aunque en un principio las represalias parecían desafiar los llamamientos occidentales a la distensión, el Gobierno de Teherán parece haber restado importancia al ataque, y un funcionario iraní indicó que no había planes "inmediatos" de nuevas represalias.

"Lo importante es la intensidad de la reacción", dijo Michel en una entrevista este viernes por la mañana. "Es muy importante observar en los próximos días si realmente es posible volver a una situación con más estabilidad y evitar más riesgos y más tensiones".

"Quiero ser muy prudente y cuidadoso, pero espero sinceramente que lo ocurrido (...) sea el final de esa historia", añadió.

Los ataques de este viernes, dirigidos contra un centro nuclear y una importante base aérea, fueron lanzados,según fuentes estadounidenses, por Israel, pero hay informes contradictorios sobre la naturaleza y la magnitud de la ofensiva. Teherán afirma que el ataque consistió en el lanzamiento de drones desde territorio iraní, mientras que Estados Unidos ha afirmado que se utilizaron misiles.

El incidente cogió a Occidente con la guardia baja, con informaciones preliminares de que el Gobierno de Benjamín Netanyahu se abstendría de devolver el golpe hasta después de la festividad judía de Pascua.

El ministro israelí de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, se pronunció en las redes sociales este viernes por la mañana con un mensaje de una sola palabra: "débil". La provocación indica profundas desavenencias en el seno del Gabinete de guerra de Netanyahu sobre la escala y la intensidad requeridas de la respuesta de Israel al ataque del sábado por Teherán.

Preguntado por los comentarios de Ben-Gvir, Michel dijo: "Hay un debate político, supongo, dentro del Gobierno en Israel. Es una coalición y tienen discusiones y están tomando decisiones". "Pero tenemos la responsabilidad, porque somos amigos de Israel (...) de aconsejarles y decirles lo que pensamos", añadió.

Aislar a Irán y centrarse en Gaza

En su entrevista con 'Euronews', Michel también pidió que las tensiones entre Irán e Israel no desvíen la atención de la persistente tragedia humanitaria en Gaza, reiterando el llamamiento conjunto de los líderes de la UE a un alto el fuego y el acceso sin trabas de la ayuda humanitaria, así como el retorno inmediato de los rehenes israelíes retenidos por Hamás desde el 7 de octubre.

El presidente del Consejo Europeo también prometió que el bloque actuaría con rapidez para imponer sanciones al régimen iraní con el fin de limitar aún más su capacidad de lanzar ataques como el del pasado sábado.

Bruselas pretende ampliar el actual régimen de sanciones contra la tecnología iraní de aviones no tripulados (UAV), que Teherán vende a Rusia para reforzar sus esfuerzos bélicos en Ucrania, para incluir la producción de misiles y dar cobertura a sus apoderados en la región.

El grupo chií libanés Hizbulá, respaldado por Irán, ha disparado con frecuencia sobre la frontera septentrional de Israel con Líbano desde el estallido de la guerra en Gaza. Los hutíes, apoyados por Irán en Yemen, también han saboteado buques occidentales y vinculados a Israel que navegaban por el mar Rojo.

La UE también podría abordar el proceso, más delicado desde el punto de vista jurídico, de incluir al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) en la lista negra de organizaciones terroristas.

El bloque avanza más despacio que sus homólogos occidentales, ya que Estados Unidos y Reino Unido coordinaron el jueves nuevas sanciones contra Irán.

"Las sanciones no tienen un efecto inmediato", reconoció Michel. "Pero queremos enviar una señal a Irán de que no aceptamos este comportamiento".

"Este comportamiento es una amenaza para la estabilidad en la región (...) Pero también es una amenaza para nosotros. Podemos ver cómo Irán está utilizando apoderados como los hutíes, por ejemplo, poniendo en peligro la seguridad marítima", prosiguió. "Y tiene un impacto a nivel internacional, incluso en términos de cadenas de suministro".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La UE acuerda imponer nuevas sanciones a Irán para frenar la producción de drones y misiles

¿Podría la subida del precio del petróleo desbaratar los planes del BCE de recortar los tipos en junio?

La Unión Europea estudia ampliar las sanciones a Irán tras el ataque a Israel