EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La policía ayuda a un hombre "secuestrado" por su vehículo eléctrico en Escocia

El automovilista Brian Morrison (derecha) no pudo detener su vehículo eléctrico MG tras sufrir una avería.
El automovilista Brian Morrison (derecha) no pudo detener su vehículo eléctrico MG tras sufrir una avería. Derechos de autor SWNS via Reuters Connect
Derechos de autor SWNS via Reuters Connect
Por South West News Service via Reuters
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El conductor de Glasgow no consiguió que su vehículo eléctrico frenara y se quedó atrapado en su automóvil en marcha hasta que la policía se vio obligada a tomar medidas drásticas.

PUBLICIDAD

Un escocés asegura haber sido "secuestrado" por su propio coche eléctrico que se hallaba fuera de control, lo que le obligó a llamar a la policía para sacarlo de la carretera.

Brian Morrison, de 53 años, cuenta que su nuevo vehículo empezó a conducir solo y tuvo que llamar al teléfono de emergencia.

El domingo se dirigía a casa desde el trabajo cuando su flamante coche eléctrico decidió tomar el control y los frenos dejaran de funcionar.

Morrison dice que su MG ZS EV totalmente eléctrico se quedó atascado a 50 km/h y sufrió una importante avería.

Llamó a la policía, que se vio obligada a detener el coche por la fuerza, dejándolo chocar lentamente contra su furgón policial.

Incluso después de obligar al automóvil a detenerse, Morrison afirma que el coche intentó moverse una vez que la policía se hizo cargo del mismo. Un mecánico dijo que "nunca habían visto" nada parecido.

Me quedé completamente atrapado dentro

Morrison, de Glasgow (Escocia), afirmó que había tenido "suerte" de que el incidente se hubiera producido a altas horas de la noche, poco después de las 22.00 horas.

"Me di cuenta de que algo iba mal cuando llegaba a una rotonda e iba a reducir la velocidad, pero no podía", explicó.

"Entonces oí un fuerte ruido que parecía el de las pastillas de freno, pero como era un coche nuevo, sabía que no podía ser un problema de las pastillas", prosiguió.

"Conseguí dar la vuelta a la rotonda yendo a unos 50 km/h, y luego tenía un largo camino por delante, así que supuse que se pararía sin que yo acelerara, pero no fue así", indicó.

"Tengo problemas de movilidad, así que ni siquiera pude saltar. Estaba completamente atrapado dentro del coche, que iba a 50 km/h", precisó.

"Puede que no parezca muy rápido, pero cuando no tienes control sobre la velocidad y estás completamente atrapado dentro es aterrador", aseveró.

En un primer momento, Morrison llamó asustado a su compañera para pedirle que avisara a los coches que le precedían de que no podía detener el vehículo.

Incidente inédito

Tras darse cuenta de que pronto tendría que sortear semáforos y varias rotondas, y preocupado por la posibilidad de chocar con peatones, acabó llamando a los servicios de emergencia.

"El coche huía, no podía hacer nada", explica Morrison.

PUBLICIDAD

"Cuando llamé al 999 [los servicios de emergencia británicos], enviaron a la policía y pusieron a unos ingenieros al teléfono para intentar resolver el problema.

Era la primera vez que los que atendían las llamadas experimentaban el problema, y no tenían ni idea de qué hacer".

Al final llegaron tres vehículos de la policía y circularon delante y detrás de mí.

"Estaba concentrado al 100% en dirigir el coche, así que cuando un furgón policial se detuvo a mi lado y me preguntó si era Brian y si me encontraba bien, simplemente grité 'no, no puedo parar'".

PUBLICIDAD

En un primer momento, los agentes intentaron que Morrison arrojara su llave electrónica por la ventanilla de la furgoneta antes de arrancar, pero no consiguió desconectar el motor.

Después intentaron que el conductor apagara el motor por la fuerza pulsando tres veces el botón de encendido, pero tampoco lo logró.

A continuación, le pidieron que mantuviera pulsado el botón de encendido durante más de dos segundos, sin ningún éxito.

La policía decidió entonces hacer que Brian chocara contra la parte trasera de su furgoneta antes de que se adentrara en una zona más urbanizada.

PUBLICIDAD

Chocó contra el furgón policial

"Después de intentar apagar el coche, todo mi salpicadero se iluminó con fallos, y luego todo desapareció después de un segundo y sólo tenía un gran símbolo de coche rojo que decía 'conduzca con seguridad, deje de conducir inmediatamente' o algo así", dijo Morrison.

"Al final llegué a una rotonda, que redujo la velocidad del coche a unos 24 km/h, y el furgón de la Policía me estaba esperando al otro lado.

Me metí en la parte trasera de la furgoneta mientras se movía antes de que pisaran el freno para detenerme".

Después de eso, un agente de policía saltó a mi coche e hizo algo que parecía mantener el coche quieto.

PUBLICIDAD

Sin embargo, cuando salí, intentaron mover la furgoneta y el coche siguió avanzando, así que tuvieron que quedarse allí con la furgoneta durante mucho tiempo hasta que llegó el RAC", la compañía de asistencia de vehículos.

"Todavía no tengo ni idea de lo que pasó, pero cuando el RAC llegó tres horas más tarde, enchufó el coche para hacer un diagnóstico y detectó numerosos fallos", agregó.

"Dijo que nunca había visto nada igual y decidió no encender el motor", relató.

La compañía de seguros de Morrison dice que ahora está investigando el incidente, que ha dejado a Brian cuestionándose si volvería a conducir otro vehículo eléctrico.

PUBLICIDAD

"No sé si volveré a coger otro, francamente ni siquiera he probado a conducir el coche de mi mujer, fue una experiencia aterradora", aclaró Morrison.

"Alrededor de las 22.35 horas del domingo 1 de octubre, recibimos un informe de un conductor incapaz de detener su coche eléctrico en la A803 en dirección a Kirkintilloch", señaló un portavoz de la Policía de Escocia.

"El coche circulaba a baja velocidad y los agentes llevaron a cabo una detención controlada con la ayuda de un vehículo policial. No hubo daños en ninguno de los vehículos", aseguró.

"El conductor se encargó de recuperar el vehículo", concluyó.

PUBLICIDAD

Se contactó con MG Cars Europe para recabar su opinión sobre el incidente.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Esta empresa convierte tu coche de gasolina en uno eléctrico en ocho horas

Nueva York planea tener un servicio de taxis aéreos para 2025

Un coche chino sin conductor atropella a un peatón que se saltó un semáforo