¿En qué partes de Europa hay mejor y peor velocidad de Internet?

Suecia ocupa la primera posición con la velocidad de carga de escritorio más rápida, 3,74 segundos, seguida de Finlandia.
Suecia ocupa la primera posición con la velocidad de carga de escritorio más rápida, 3,74 segundos, seguida de Finlandia. Derechos de autor Canva
Por Oceane Duboust
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Un nuevo estudio revela las zonas de Europa con las velocidades de carga de Internet más rápidas y más lentas. ¿Qué lugar ocupa tu país?

PUBLICIDAD

Pasamos una media de seis horas al día en Internet, lo que puede llegar a ser una experiencia muy productiva o muy exasperante, todo depende de cómo sea la velocidad y la conexión a la que tenga acceso.

El país en el que vive o se conecta a internet puede ser un factor clave para disfrutar o no de la experiencia.

A partir de los datos que comprueban la velocidad de carga de páginas de Google, el servicio BusinessComparison ha examinado la velocidad media de carga de las páginas web, tanto en dispositivos de sobremesa como móviles, de todos los países europeos. 

Lo que han descubierto es que los países nórdicos encabezan la lista en cuanto a mejor conexión a internet.

Suecia ocupa la primera posición con la velocidad de carga más rápida para ordenadores de sobremesa (3,74 segundos), seguida en segundo lugar por Finlandia (3,84), el primer país del mundo en hacer del acceso a Internet un derecho legal en 2010.

En tercer lugar se sitúan Dinamarca y Letonia, ambos con una velocidad media de 4 segundos.

Lituania ocupa el quinto lugar (4,14), seguida de Suiza (4,23).

En cuanto a la velocidad de carga en dispositivos móviles, Suecia vuelve a ser el país más rápido, con una media de 7,48 segundos.

En la parte baja de la clasificación, el tiempo de carga casi se duplica en Turquía (10,22), que obtiene la peor puntuación, lo que se debe a la dependencia de cables de cobre de unos 30 años de antigüedad, según el informe.

Bulgaria (9,38), Rumanía (8,59), Chipre (7,18) y Polonia (6,09) completan los cinco últimos puestos.

Los mismos países -en el mismo orden- también obtuvieron los peores resultados en cuanto a velocidad de carga de Internet en el móvil, siendo de nuevo Turquía el país con los tiempos de carga más lentos, con 13,19 segundos.

¿Por qué los dispositivos móviles tienen menos velocidad de carga?

Un factor clave es la velocidad de la red utilizada por los dispositivos móviles, que puede ser más lenta que las conexiones de banda ancha fija porque las redes móviles tienen limitaciones que afectan a la rapidez con que se pueden transferir los datos.

Además, el hardware de los dispositivos móviles suele ser menos potente que el de los ordenadores de sobremesa.

El menor tamaño de la pantalla y la menor resolución de los dispositivos móviles hacen que las páginas web tengan que cargar elementos o diseños diferentes, lo que contribuye a alargar los tiempos de carga.

Los navegadores de los dispositivos móviles pueden no estar tan optimizados como los de los ordenadores, lo que afecta a la velocidad a la que se renderizan y procesan las páginas web.

Una diferencia en la velocidad de carga puede parecer solo una cuestión de comodidad para alguien que navega, pero no lo es; puede tener un impacto importante en la presencia digital de las empresas.

Cuanto más tarde en cargarse una página, más probabilidades hay de que la gente abandone la página web, lo que se conoce como "tasa de rebote". Esto a su vez significa menos consumidores potenciales para una empresa.

Por ejemplo, en agosto de este año, la red social X -antes conocida como Twitter- fue acusada de "ahogar" a determinados medios -como redes sociales rivales o páginas de noticias- según el New York Times, a través de los enlaces.

PUBLICIDAD

¿Cómo acelerar la carga?

Sin embargo, hay algunos trucos que se pueden utilizar para cargar más rápido una página, y entre ellos no está trasladarse a otro país.

Por parte del usuario, utilizar la última versión y borrar periódicamente las cookies puede ayudar a mejorar el rendimiento.

Cerrar las aplicaciones en segundo plano y desactivar las extensiones innecesarias del navegador, ya que esto puede afectar a la velocidad general.

Instalar bloqueadores de publicidad también puede mejorar los tiempos de carga al minimizar el impacto de los anuncios.

Además, hay que asegurarse de que el router está situado en el centro y lejos de obstáculos para optimizar la intensidad de la señal.

PUBLICIDAD

Limitar el número de dispositivos conectados a la red y desconectar los que no se utilizan para liberar ancho de banda.

Si es posible, hay que considerar la posibilidad de utilizar una conexión Ethernet para disfrutar de una experiencia de Internet más estable y rápida.

Si estás a cargo de una página web, empieza por optimizar las imágenes -seleccionando el formato óptimo o comprimiéndolas- para que sean más eficientes.

También se puede reducir los distintos elementos que necesita cargar la página web; hay que asegurarse, por ejemplo, de que los elementos importantes se muestran primero y cargan después las cosas menos importantes.

Hay que tener cuidado con las secuencias de comandos externas, como anuncios o botones de redes sociales, y probar que la página web funcione bien en distintos dispositivos, a esto se le llama diseño "responsive".

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Elecciones en Estonia: la "república digital" rompe el récord de votantes electrónicos

Internet | Ley de la UE contra la desinformación para limitar el poder de Silicon Valley

Acoso en Internet, peligro y pobreza: Cómo afecta la brecha digital a la comunidad LGBTI