Las infecciones entre animales podrían causar 12 veces más muertes en 2050, según un estudio

Un funcionario de sanidad mantiene el sacrificio de patos tras la muerte de más de 1.000 patos en la zona a causa de la gripe aviar.
Un funcionario de sanidad mantiene el sacrificio de patos tras la muerte de más de 1.000 patos en la zona a causa de la gripe aviar. Derechos de autor AP Photo/Rivo Andries
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La mayoría de las epidemias modernas han sido causadas por patógenos que se propagan de animales a humanos. Se prevé que estas enfermedades zoonóticas aumentarán con el cambio climático.

PUBLICIDAD

Cuatro tipos de infecciones entre animales y humanos están aumentando a un "ritmo exponencial" y podrían matar a 12 veces más personas en 2050 que en 2020, según un nuevo estudio.

Tras analizar casi 60 años de datos epidemiológicos, los investigadores descubrieron un patrón de epidemias "indirectas" más frecuentes.

Los resultados se publican en la revista BMJ Global Health.

La mayoría de las epidemias modernas han sido causadas por patógenos que se propagan de los animales a las personas, también conocidas como enfermedades zoonóticas.

Pueden propagarse a los humanos a través del contacto directo con animales, vectores como garrapatas o mosquitos, el contacto con una zona donde viven animales o el consumo de alimentos o agua contaminados.

El virus que causa la COVID-19 también se conoce como zoonótico porque puede transferirse entre animales y personas. Los científicos consideran que la transmisión de animales a humanos es la explicación más probable de los orígenes de la pandemia.

En el estudio publicado por los investigadores de la empresa biotecnológica estadounidense Ginkgo Bioworks, analizaron las tendencias históricas de los episodios de propagación zoonótica procedentes de una amplia gama de fuentes.

Se prevé que el cambio climático inducido por el hombre provoque un aumento de las enfermedades zoonóticas, pero su impacto en la salud mundial es "difícil de caracterizar", explican.

Su nuevo análisis determinó que el número de epidemias de propagación ha aumentado casi un 5% anual, mientras que el número de muertes notificadas ha aumentado un 8,7% anual.

"Si se mantiene la tendencia observada en este estudio, cabría esperar que estos patógenos causaran cuatro veces más brotes epidémicos y 12 veces más muertes en 2050 que en 2020", señalaron los investigadores.

Las estimaciones son "probablemente conservadoras

Estudiaron una base de datos de más de 3.000 brotes y epidemias y se centraron en el periodo comprendido entre 1963 y 2019.

Analizaron cuatro tipos de patógenos zoonóticos: Filovirus (como Ébola y Marburg), SARS Coronavirus 1 (que causa SARS), virus Nipah (asociado con la inflamación del cerebro) y virus Machupo (que causa la fiebre hemorrágica boliviana).

Los investigadores identificaron 75 eventos de propagación en 24 países que causaron más de 17.000 muertes, la mayoría de ellas provocadas por filovirus en África.

Según los investigadores, sus estimaciones son probablemente "conservadoras", debido a los criterios específicos de inclusión de los patógenos y a la omisión de la pandemia de COVID-19, que es "varios órdenes de magnitud mayor que otros eventos".

"Nuestra evaluación de las pruebas históricas sugiere que la serie de epidemias recientes provocadas por la propagación zoonótica no son una aberración o un grupo aleatorio, sino que siguen una tendencia de varias décadas en la que las epidemias provocadas por la propagación se han hecho más grandes y más frecuentes", escribieron.

Afirmaron que, de mantenerse esta tendencia, se produciría un gran aumento del riesgo mundial de enfermedades infecciosas.

Aunque se han elaborado numerosos programas de vigilancia y propuestas sobre el riesgo de pandemia, los investigadores afirman que no está claro cuál es el "paquete definitivo de medidas" para apoyar la preparación ante una pandemia.

"Lo que está claro, sin embargo, a partir de las tendencias históricas, es que se necesitan medidas urgentes para hacer frente a un riesgo grande y creciente para la salud mundial", añaden los autores del estudio.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los casos de covid-19 aumentan: ¿debemos temer una nueva ola en invierno?

Alemania legaliza el consumo de cannabis

Un tribunal del Estado de Alabama dictamina que los embriones congelados son niños