¿Dónde es más difícil vivir en Europa como persona con discapacidad?

Discapacidad
Discapacidad Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Servet Yanatma
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las personas sin discapacidad tienen menos probabilidades de estar en riesgo de pobreza que las que tienen una discapacidad, según datos de 34 países europeos.

PUBLICIDAD

En la Unión Europea viven alrededor de 101 millones de personas con algún tipo de discapacidad.

Esto equivale al 27% de la población de la UE mayor de 16 años, lo que corresponde a algo más de uno de cada cuatro adultos. Se enfrentan a varias desigualdades que dificultan su vida.

La Comisión Europea reclama un nivel de vida digno para todas las personas con discapacidad. Esto incluye una vida independiente, servicios sociales y de empleo de calidad, una vivienda accesible e integradora, una protección social adecuada, la participación en el aprendizaje permanente y una economía social reforzada.

A la hora de comparar la situación de las personas discapacitadas en Europa hay que tener en cuenta varios aspectos. Las diferencias socioeconómicas entre las personas con y sin discapacidad son especialmente significativas.

Varios indicadores muestran la considerable brecha que existe en contra de las personas con discapacidad. Nos fijamos en estas diferencias socioeconómicas.

¿Qué se considera discapacidad?

La discapacidad se refiere principalmente a las limitaciones que pueden tener las personas a la hora de realizar determinadas actividades debido a problemas de salud durante al menos los últimos seis meses, según 'Eurostat'. Las personas con discapacidad son aquellas que tienen al menos una dificultad para realizar una actividad básica, como ver, oír, caminar, recordar, etc.

Prevalencia de la discapacidad en Europa

La proporción de personas con algún tipo de discapacidad varía considerablemente en la UE, oscilando entre el 14,6% de Bulgaria y el 38,4% de Letonia en 2022, según 'Eurostat'.

Según los datos, la discapacidad se clasifica en dos grupos: "alguna limitación" y "limitación grave".

En la UE, de las personas mayores de 16 años, el 19,8% declaró tener alguna limitación, mientras que el 7,2% dijo tener una limitación grave en sus actividades habituales debido a problemas de salud.

En 2022, el porcentaje de personas con discapacidad grave oscilaba entre el 2,7% de Bulgaria y el 10,3% de Estonia.

Esta cifra era superior a la media de la UE en Francia y Alemania, con casi un 10 por ciento. En el Reino Unido, el 11,5 por ciento también informó que tenía discapacidad severa en 2018.

¿Por qué la proporción de personas con discapacidad difiere significativamente en toda Europa?

Las cifras se derivan de datos autoinformados, por lo que, en cierta medida, se ven afectadas por la percepción subjetiva de los encuestados, así como por su entorno social y cultural. Así pues, la naturaleza subjetiva es un factor explicativo significativo de esta diferencia.

No obstante, estas "estadísticas se consideran estimadores pertinentes y fiables del estado de salud de las poblaciones", subraya 'Eurostat'.

Estas estadísticas son muy valiosas para los análisis de tendencias y para medir las disparidades socioeconómicas entre las personas con discapacidad y sin limitación de actividad".

Las diferencias socioeconómicas entre personas con o sin discapacidad importan

Estar en riesgo de pobreza es una de las brechas socioeconómicas importantes entre las personas con discapacidad y las que no tienen limitación de actividad.

La proporción de personas con discapacidad en riesgo de pobreza en la UE oscilaba entre el 13,6% de Eslovaquia y el 44,4% de Estonia.

Esta cifra era mayoritariamente baja en los países nórdicos (excepto Suecia), mientras que era más alta en los países bálticos.

Dado que el riesgo de pobreza en la UE difiere sustancialmente, la comparación de la diferencia entre las personas con y sin discapacidad en cada país proporciona una visión más significativa.

PUBLICIDAD

Los discapacitados corren más riesgo de pobreza

Las personas sin discapacidad tienen menos probabilidades de estar en riesgo de pobreza que las personas con discapacidad.

Esta tendencia se detectó en los 34 países europeos (27 miembros de la UE, 5 candidatos y 2 miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) en los que se disponía de datos.

De la población de la UE con una discapacidad, el 20,5% estaba en riesgo de pobreza, frente al 14,5% entre las personas sin limitaciones.

En términos absolutos, esta diferencia era menor en Italia y Grecia (1 y 2 puntos porcentuales - pp, respectivamente) entre los miembros de la UE. Estonia (26,5 pp) presentaba las mayores diferencias, seguida de Lituania (21,4 pp), Croacia (20,3 pp) y Letonia (19,5 pp).

Los países bálticos, Croacia y Bulgaria registraron las mayores diferencias.

La diferencia absoluta entre las personas con o sin discapacidad superaba los 10 puntos porcentuales en trece países de la UE, lo que demuestra la desventaja de las personas con discapacidad.

PUBLICIDAD

Esta brecha era mayor en los países bálticos, así como en Croacia y Bulgaria. Sorprendentemente, también era significativamente alta en los Países Bajos, Bélgica ySuecia, donde el Índice de Justicia Social de 'Bertelsmann Stiftung' era mejor que el de muchos países.

Italia y Grecia son los países con diferencias más bajas

Si nos fijamos en las diferencias relativas (proporción de personas discapacitadas con respecto a las no discapacitadas), Italia y Grecia registraron las menores diferencias. La proporción de personas en riesgo de pobreza era sólo 1,1 veces mayor en el caso de las personas con discapacidad que en el de las personas sin discapacidad.

La mayor diferencia relativa se registró en Croacia (2,6 veces), seguida de Estonia e Irlanda (ambas 2,5 veces).

Esta diferencia relativa fue de más de 2 veces en once países de la UE, lo que sugiere cómo las personas con discapacidad son económicamente más vulnerables que las que no la tienen.

El desempleo es mayor entre las personas discapacitadas

En 2022, la tasa media de desempleo en la UE era del 9,4% entre las personas con discapacidad, frente al 6,1% entre las personas sin discapacidad. Excepto en Chequia, la tasa de desempleo era mayor en todos los países de la UE entre las personas con discapacidad.

PUBLICIDAD

La diferencia relativa era superior a 2,5 en Hungría, Eslovenia y Lituania. Esto significa que la tasa de desempleo era más de 2,5 veces superior para las personas con discapacidad que para las personas sin discapacidad en estos países.

La brecha es más clara en el empleo

La tasa de empleo también es un indicador clave de la brecha socioeconómica entre las personas con y sin discapacidad.

Según un informe del Instituto Sindical Europeo (ETUI) elaborado por Angelina Atanasova, investigadora del Observatorio Social Europeo de Bruselas, en 2022 la brecha en el empleo de las personas con discapacidad era de 21,4 puntos porcentuales en la UE. 

Oscila entre los 8,5 puntos porcentuales de Luxemburgo y los 37 de Irlanda.

La brecha en el empleo de las personas con discapacidad superaba los 30 puntos porcentuales en nueve países de la UE, lo que equivale a uno de cada tres. En cabeza, Irlanda, seguida de Croacia (36 pp), Bélgica (35,3 pp) y Lituania (35 pp).

PUBLICIDAD

En la cola, Luxemburgo, Dinamarca (9,9 puntos porcentuales), Portugal (13,1 puntos porcentuales), Italia (14 puntos porcentuales) y España (14,6 puntos porcentuales).

La participación en el empleo es esencial para que las personas con discapacidad alcancen la autonomía económica y la inclusión social.
Angelina Atanasova
Investigadora, Observatorio Social Europeo

Mientras que la brecha en el empleo de las personas con discapacidad era superior a la de la UE en Alemania (24 pp), era ligeramente inferior en Francia (20,8).

¿Cuáles podrían ser las posibles razones de estas considerables diferencias entre los países de la UE?

La brecha "refleja principalmente diferencias en factores institucionales (como la aplicación de las leyes nacionales contra la discriminación, los regímenes del Estado del bienestar y las políticas específicas de asistencia social)", escribió Atanasova en su informe del ETUI.

Sin mejoras significativas en el empleo

La brecha de empleo por discapacidad no ha cambiado mucho en la UE en los últimos nueve años. No mejoró significativamente entre 2014 y 2022.

PUBLICIDAD

La brecha alcanzó el nivel más bajo de 21,4 pp en 2022, frente a los 22,7 pp de 2014.

Estos datos demuestran que las personas con discapacidad siguen estando en desventaja en el mercado laboral en comparación con las personas sin discapacidad.

"La participación en el empleo es esencial para que las personas con discapacidad alcancen la autonomía económica y la inclusión social", escribió Atanasova.

El impacto de las transferencias sociales es enorme para reducir el riesgo de pobreza

Las cifras de 'Eurostat' muestran que el impacto de las transferencias sociales en la tasa de riesgo de pobreza es enorme.

En 2022, el 67,1% de la población de la UE con discapacidad habría estado en riesgo de pobreza, pero tras tener en cuenta las transferencias sociales (como prestaciones, subsidios y pensiones) el porcentaje era del 20,5%.

PUBLICIDAD

Las prestaciones por discapacidad son más elevadas en los países nórdicos

Algunos países destinan más recursos a las personas discapacitadas en Europa, mientras que el porcentaje de prestaciones por discapacidad dentro del gasto total en protección social es significativamente bajo.

En 2021, el porcentaje medio de prestaciones por discapacidad dentro del gasto total en prestaciones de protección social era del 6,9% en la UE.

Cuando se incluyeron algunos países de la AELC y candidatos, Dinamarca registró el porcentaje más elevado, con un 16,8 por ciento, seguida de Noruega (15,8), Islandia (14,9) y Luxemburgo (11,4).

En Turquía, los discapacitados recibieron el porcentaje más bajo de prestaciones (sólo el 3,1%), seguidos de Malta (3,4%), Chipre (3,4%) y Grecia (3,9%).

Este porcentaje era mayor en los países nórdicos. Entre los "Cuatro Grandes" de la UE, el porcentaje era ligeramente superior en Alemania, mientras que en Francia, Italia y España era inferior.

PUBLICIDAD

Si nos fijamos en los valores nominales, la diferencia se acentúa. En 2021, las prestaciones por discapacidad por persona oscilaban entre los 27 euros de Turquía y los 3162 euros de Noruega. La media de la UE era de 644 euros. 

Estas cifras reflejan las prestaciones por discapacidad dentro del gasto total en prestaciones de protección social. Los Estados miembros de la UE gastaron aproximadamente 287.800 millones de euros en prestaciones de discapacidad.

Los países nórdicos registraron las prestaciones por discapacidad más elevadas por persona, al igual que en el porcentaje de prestaciones por discapacidad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los invidentes podrán oír y sentir el eclipse solar de abril gracias a una nueva tecnología

Finlandia, nombrado el país más feliz del mundo otra vez en 2024, pero los jóvenes europeos están peor

"Sentí vergüenza": Más apoyo emocional tras un cáncer podría ayudar a los pacientes a rehacer sus vidas