De Elvis Presley a Aretha Franklin: ¿Cuál es la influencia de la música de Memphis?

Stax Records, un sello discográfico que produjo el sonido soul que llegó a definir una década.
Stax Records, un sello discográfico que produjo el sonido soul que llegó a definir una década.   -   Derechos de autor  JR Harris - Unsplash
Por Tim Gallagher

En 2013, el guitarrista israelí, Ori Naftaly, se presentó al International Blues Challenge de Memphis (Tennessee).

"Hay una razón por la que me entusiasmó Memphis", dice Naftaly.

"Es la cuna del rock 'n' roll, del blues, de todo lo que mola".

El amor de Naftaly por Memphis y su condición de cuna de la música soul comenzó en su país natal, Israel, donde creció escuchando las gastadas cintas de casete de su padre de los artistas del sello discográfico Stax Records, con sede en Memphis.

Ahora, como guitarrista de éxito en el grupo Southern Avenue de Memphis, Naftaly está viviendo su sueño de la infancia.

"Estuve expuesto al sonido de Memphis desde los seis años, me atraía ese ritmo y la sensación de la música", dice Naftly.

"Esa realidad y autenticidad: por eso me mudé aquí".

Pero, ¿qué tiene Memphis que atrajo al músico de medio mundo?

¿Cuál es la historia de la música en Memphis?

Heidi Kaden - Unsplash
La calle Beale, en el centro de Memphis, fue testigo de una explosión de clubes y bares de blues.Heidi Kaden - Unsplash

Memphis se encuentra sobre el río Misisipi, construida en un terreno elevado sobre las llanuras aluviales del Delta meridional, y durante 200 años la ciudad ha sido un lugar de mezcla de culturas.

Durante el siglo XIX, las mercancías recogidas por los esclavos procedían del sur agrícola y los comerciantes llegaban del norte industrial, lo que convirtió a la ciudad en un crisol del que surgieron géneros musicales que influyeron en todo el mundo.

Antes de la Primera Guerra Mundial, el entorno urbano dio origen al blues de Memphis, que hizo que los artistas Furry Lewis y Memphis Minnie llegaran al público de toda América. Pero no fue hasta el auge posterior a la Segunda Guerra Mundial cuando la ciudad alcanzó su máximo esplendor.

Aunque estaba situada en el Sur de Estados Unidos, caracterizado en aquella época por las leyes de segregación de Jim Crow y los horrores que las acompañaban, la música de Memphis se convirtió en un lugar donde las líneas raciales se difuminaban.

La calle Beale, en el centro de Memphis, fue testigo de una explosión de clubes y bares de blues, y en 1954 la estrella más famosa de Memphis, Elvis Presley, fue contratada por Sun Records.

Al fusionarse en Memphis músicos country predominantemente blancos y cantantes de gospel afroamericanos, se crearon los nuevos géneros de rock'n'roll, soul y rhythm and blues (R&B). Así nació la leyenda del sonido Memphis, que atrajo a Naftaly décadas después.

Stax Records: Rompiendo barreras

JR Harris - Unsplash
La estatua de Elvis Presley en Beale Street.JR Harris - Unsplash

Una parte integral del sonido de Memphis es Stax Records, un sello discográfico que produjo el sonido soul que llegó a definir una década.

Comenzó en un garaje del norte de Memphis y fue creada por el violinista Jim Stewart en 1957. Luego se trasladó al centro de la ciudad, al Capitol Theatre, en 1959.

En los albores de la década de 1960, Stax tuvo uno de sus primeros éxitos en 1961 con "Last Night", un instrumental del grupo local multirracial The Mar-Keys.

Muchos de los otros grupos de Stax, como Booker T. and the M.G.'s, también eran multirraciales. El sello discográfico se caracterizaba por traspasar las fronteras sociales y unir a comunidades dispares a través del amor por la música.

Sin embargo, la música multirracial de Stax no era querida por todos.

"Toda la música que salía de Stax se consideraba discos raciales en los años 60", dice Tim Sampson, director de comunicaciones de la Soulsville Foundation, la organización sin ánimo de lucro que gestiona el Stax Museum of American Soul Music de Memphis.

Stax produjo innumerables artistas como Otis Redding, The Staple Singers y Albert King, pero no siempre fue un camino de rosas.

En 1968, Stax perdió todo su producto en un acuerdo de financiación y, en un esfuerzo por reconstruir el sello, tuvo lugar una sesión de grabación de dos meses de duración llamada "Soul Explosion". Después de esto, Stax se convirtió en víctima de su propio éxito, y cuando el concierto de Wattstax en 1965 atrajo a la segunda mayor audiencia de afroamericanos después de la Marcha en Washington por el Empleo y la Libertad, el sello atrajo la atención no deseada de los poderes fácticos.

"La gente empezó a mirar a Stax como si fuera una empresa de poder negro", dice Sampson.

En el subsiguiente conflicto político y financiero, Stax se vio obligada a declararse en quiebra involuntaria, pero su música y su rechazo a la política segregacionista nunca han perdido su influencia. El museo para el que trabaja Sampson dirige ahora una escuela preparatoria y una academia de música para niños desfavorecidos de Memphis.

¿Cómo es la escena musical de Memphis en la actualidad?

Las huellas de la música de Memphis están siempre presentes en la escena musical contemporánea.

No hace falta decir que Elvis sigue siendo popular, mientras que Led Zeppelin, Jimi Hendrix e incluso los Rolling Stones también tienen conexiones con la ciudad.

El legado de Stax se conserva en el museo que Sampson ayudó a construir en un aparcamiento abandonado. Pero la música no se ha quedado en la historia. Artistas de RnB como Salt 'N' Pepa o En Vogue han sampleado la música de los artistas de Stax.

"Estamos viendo cómo los artistas de la Stax reciben dinero por los artistas que han sampleado su trabajo, un dinero que nunca pensaron que verían y que puede ser mucho", dice Sampson.

Al igual que el RnB contemporáneo, el género del nu-soul tiene una deuda con Memphis, con artistas como Drake y Frank Ocean que son herederos del sonido que salió de la ciudad de Tennessee.

Mientras tanto, Beale Street sigue siendo uno de los lugares imprescindibles para los amantes de la música, que pueden acudir a locales de música en directo como B.B. King's Blues Bar, Rum Boogie y Bar DKDC, donde Naftaly fue fichado en 2017.

"Es una escena floreciente en Memphis ahora mismo", dice Naftaly.