El mega cohete Starship de SpaceX atraviesa las nubes y la niebla en su tercer vuelo de prueba desde la base de Boca Chica, Texas, el jueves 14 de marzo de 2024.

Video. Satisfacción a medias en SpaceX tras el viaje de su cohete Starship

Satisfacción a medias en SpaceX. La nave Starship de la empresa estadounidense de fabricación aeroespacial y de servicios de transporte espacial con sede en Hawthorne, California, estuvo a punto de completar un vuelo de prueba de una hora de duración este jueves. Sin embargo, el contacto con Starship, que llevaba a cabo el tercer intento de alcanzar su objetivo, se perdió cuando estaba en pleno viaje de regreso a la Tierra, y se dirigía a amerizar en algún lugar del océano Índico. Antes de eso, el propulsor de la primera etapa terminó destrozado en el vuelo sobre el Golfo de México, tras el lanzamiento llevado a cabo desde una zona del extremo sur de Texas, cercana a la frontera con México.

Satisfacción a medias en SpaceX. La nave Starship de la empresa estadounidense de fabricación aeroespacial y de servicios de transporte espacial con sede en Hawthorne, California, estuvo a punto de completar un vuelo de prueba de una hora de duración este jueves. Sin embargo, el contacto con Starship, que llevaba a cabo el tercer intento de alcanzar su objetivo, se perdió cuando estaba en pleno viaje de regreso a la Tierra, y se dirigía a amerizar en algún lugar del océano Índico. Antes de eso, el propulsor de la primera etapa terminó destrozado en el vuelo sobre el Golfo de México, tras el lanzamiento llevado a cabo desde una zona del extremo sur de Texas, cercana a la frontera con México.

"La nave se ha perdido. Así que hoy no hay amerizaje", dijo Dan Huot, de SpaceX. "Pero, de nuevo, es increíble ver lo lejos que hemos llegado esta vez".

El año pasado, los dos vuelos de prueba realizados por SpaceX terminaron con sendas explosiones, pocos minutos después del despegue. Pese a no completar su objetivo, el hecho que de que la nave estuviera 50 minutos viajando lejos de la superficie terrestre ha sido considerado como un éxito en el seno de la empresa norteamericana. A la satisfacción del propietario de la compañía, Elon Musk, se ha unido la de los responsables de la NASA; todos celebran el progreso de Starship. Así, la agencia espacial cuenta con la nave de SpaceX para que sus astronautas aterricen en la Luna dentro de unos años. Con una largura de casi 121 metros el Starship es el cohete más grande y potente jamás construido.

Últimos vídeos