Última hora

Última hora

Las mujeres de Vigo deciden dónde se para el autobús por la noche

Leyendo ahora:

Las mujeres de Vigo deciden dónde se para el autobús por la noche

Las mujeres de Vigo deciden dónde se para el autobús por la noche
@ Copyright :
Photo by Sam F on Unsplash
Tamaño de texto Aa Aa

En una mano el teléfono móvil, en la otra las llaves de casa. Paso acelerado y mirada baja. Cualquier sombra provoca un sobresalto. La mayoría de las mujeres conocen esa sensación de miedo que domina los metros que separan la parada del autobús de la puerta de casa durante la noche.

Para evitarlo, el Ayuntamiento de Vigo ha lanzando una iniciativa pionera en España: desde el pasado 16 de febrero, todas las mujeres que viajen solas en horario nocturno (de 22:30 a 06:30 horas) pueden acercarse al conductor y comunicarle el punto exacto en el que desean bajarse.

Esta medida "contribuirá a incrementar la percepción de seguridad de las mujeres y a evitar incidentes", asegura la empresa de transporte público de Vigo, Vitransa.

¿Cómo se usan las paradas antiacoso?

Las viajeras tienen que indicar al conductor nada más subir del autobús el punto en el que desean bajar que se tiene que encontrar en la trayectoria oficial de la línea del autobús. Deben quedarse en los asientos delanteros y, a la hora de salir, utilizar la puerta delantera para que el conductor pueda asegurar las condiciones del tráfico, puesto que no son paradas homologadas.

"La acogida ha sido muy buena y no supone ningún retraso", explica a Euronews el servicio de prensa del Ayuntamiento.

La iniciativa es un propuesta personal del alcalde de la ciudad, Abel Caballero, quien dice que el objetivo es minimizar el riesgo. "Vigo es una ciudad muy segura, pero queremos hacerla lo más segura posible", explicó en una entrevista con la radio COPE.

Caballero hace un balance positivo del primer fin de semana y asegura que no hay ninguna desventaja: los padres están más tranquilos, las mujeres más seguras y los conductores colaboran para que no haya retrasos sensibles.

A su juicio, es una forma de ponerle las cosas más difíciles a aquellos acosadores que "quieran importunar alguna mujer por la noche".

¿Solo para mujeres?

Mujeres de entre 23 y 52 años componen el perfil de las beneficiarias de las paradas antiacoso, indica Caballero.

No obstante, el Ayuntamiento aseguró a Euronews que no descarta ampliar el servicio a hombres con circunstancias especiales, como problemas de movilidad.

Medida paternalista para las feministas

La coordinadora regional de Vigo de la plataforma feminista Marcha Mundial das Mulleres dijo a Euronews que piensa que no es la medida que debe tomarse "porque en el fondo fomenta el miedo y nos trata como seres indefensas".

"Estamos llenos de discursos y medidas paternalistas. Queremos ser libres de salir y caminar por las calles en cualquier momento, de día o de noche", señala. "Denunciamos que estamos cansadas de ceder espacios, mover viajes y educarnos con miedo".

"Cuando las instituciones nos dan la oportunidad de acercarnos a nuestros hogares con el autobús, es solo una burla a las mujeres. ¿Cuándo comienzan las campañas para hombres?"

En las redes sociales, las mujeres han aplaudido la medidas, pero también han denunciado que en la violencia machista la atención se ponga siempre en las víctimas, en vez de en los agresores.

Francia, pionera en Europa

Con esta iniciativa, Vigo se suma así a las medidas que también están adoptando Tarrasa y Bilbao para evitar los trayectos largos cuando las mujeres vuelven solas a casa.

En Europa, la pionera fue la ciudad francesa de Nantes que introdujo las paradas antiacoso en 2015.

"No hay multitudes, pero no esperábamos una multitud", explicaba a AFP el director del servicio de autobuses públicos de Nantes, seis meses después de la implantación de la medida.

"Es un servicio adicional que ofrecemos a nuestros clientes, una aclaración de una práctica que nuestros conductores ya estaban llevando a cabo sin un marco regulatorio", añadió. "Si es un servicio a 50 personas, sin ningún impacto en el funcionamiento de la red, no veo por qué deberíamos privarnos de él".

Está por ver si también se convertirá en un servicio minoritario en Vigo. Por ahora, seis mujeres estrenaron las paradas antiacoso el viernes por la noche, señala el diario local Faro de Vigo.