Última hora

Última hora

Macron se enfrenta a una prueba de fuego este fin de semana

Macron se enfrenta a una prueba de fuego este fin de semana
Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué dimensión tomará la próxima mobilización de los chalecos amarillos?

Representantes del movimiento han llamado a la población a manifestarse este sábado en Francia, a pesar de los anuncios de Emmanuel Macron y su petición para que renuncien a la manifestación después del ataque en Estrasburgo.

El martes, el jefe de estado dio a conocer una serie de medidas, que incluyen aumentar los ingresos de las personas con el salario mínimo y eximir a algunos jubilados de la subida prevista a un tributo que pagan.

"Queremos continuar la movilización por una razón muy simple: nos oponemos a la forma en que se gasta el dinero público, las decisiones que se toman. Creemos que hay miles de millones y cientos de miles de millones de euros que se pueden encontrar y se pueden hacer ahorros significativos simplemente imponiendo impuestos donde a quien se tienen que poner y dejar de hacer que los pequeños contribuyentes se sientan culpables.", dice un manifestante.

Después de los enfrentamientos al margen de las manifestaciones y los saqueos, otros, por el contrario, muestran un cierto cansancio.

"Bueno, ahora solo se quejan por quejarse. Eso es lo que me preocupa. Es como si hubiéramos abierto una puerta, pero la están ignorando. En realidad es pura ira. Piden que Macron renuncie, pero espera, si no es Macron, ¿quién será? Marine Le Pen?", comenta Marie.

El escenario para este día de movilización no está claro. Lo que si está previsto es el importante mecanismo de seguridad que se implementará: será el mismo que la semana pasada en París. Según el Ministerio del Interior, 136.000 personas marcharon el sábado pasado en toda Francia.ancia.