Última hora

Última hora

Las mascotas también pasan hambre en Venezuela

Refugio de perros Famproa, Estado Miranda. Venezuela. 25 de febrero 2016.
Refugio de perros Famproa, Estado Miranda. Venezuela. 25 de febrero 2016. -
@ Copyright :
REUTERS/ Carlos Garcia Rawlins
Tamaño de texto Aa Aa

Hace dos años la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), proyecto impulsado por las principales universidades del país suramericano, informó que seis de cada 10 venezolanos habían perdido aproximadamente 11 kilos en 2017 por el hambre. Asimismo, durante ese año 9 de cada 10 venezolanos habían declarado que no podían costear su alimentación diaria.

En aquel momento, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectaba la hiperinflación en 1.000.000%, una cifra insólita para Venezuela y la región. Sin embargo, la crisis económica se agravaría, alzando la hiperinflación a niveles astronómicos para el 2019: 10.000.000%.

"El salario en Venezuela es de seis dólares mensuales, nosotros no podemos comprar ni siquiera tres productos de la cesta básica para alimentarnos", explica Díaz quien reside en Caracas.

Eglé Díaz es una venezolana de entre muchos que intenta sobrevivir a los infortunios del día a día, como el desabastecimiento de medicinas, de alimentos, de gasolina y hasta de los productos de higiene básicos.

Pero en su relato para Euronews, Díaz nos comenta de unas víctimas que han estado sufriendo la crisis económica venezolana en silencio: los animales.

El éxodo de más de tres millones y medio de venezolanos ha traído como consecuencia, el abandono masivo de animales domésticos. Perros y gatos han sido dejados a su suerte o puestos en asociaciones, que se encuentran colapsadas, para una posible adopción.

Lee: El éxodo venezolano: "La gente se va para sobrevivir"

Según la asociación dedicada al rescate de animales, Voluntarios Proteccionistas, más de 3 millones de perros se encuentran en las calles.

"La crisis ha obligado a las personas a dejar el país y abandonar a sus mascotas, otros simplemente los abandonan porque ya no los pueden mantener, explica Alicia Velasco Viso a Euronews, presidenta de la asociación, y agrega, la ayuda humanitaria es necesaria para ellos también".

El difícil acceso a los alimentos ha hecho que algunos venezolanos tomen medidas drásticas como la caza de estos animales, una cruda realidad que ha tenido que enfrentar la asociación que representa Velasco.

"Nosotros comemos de milagro, en mi caso personal yo solo como dos veces al día, desayuno al mediodía y almuerzo a las cinco de la tarde".
Eglé Díaz
Estudiante de derecho y proteccionista de animales.

Por otra lado, mantener a estos cuadrúpedos representa un gasto millonario bajo la moneda local para los proteccionistas.

"Es imposible para nosotros mantenerlos a todos con un salario de 6 dólares cuando el saco de comida de perros está valorado en 50 y puede llegar a costar hasta 150 dólares. La comida para gatos se encuentra entre 70 y 200 dólares", dice Velasco quien confiesa estar "colapsada".

REUTERS/ Marco Bello
Un perro Golden Retriever rescatado es visto en una clínica veterinaria en Caracas, Venezuela, el 22 de septiembre de 2015.REUTERS/ Marco Bello

Así como la crisis de toda índole lleva varios años en la realidad del venezolano, esta problemática también viene afectando a las clínicas veterinarias y a los comercios de animales. No hay medicinas para las mascotas y si se encuentran, su costo es elevado.

A pesar de ello, personas como Eglé y Alicia buscan continuamente las vías posibles para que estos pequeños tengan un techo. Unos seres vivos que no tienen voz para denunciar el hambre pero que sobretodo no tienen voto en esta coyuntura política que atraviesa Venezuela.