Última hora
This content is not available in your region

Miles de migrantes y refugiados intentan cruzar a territorio griego desde Turquía sin éxito

euronews_icons_loading
Migrantes caminan por las vías del tren en dirección a Grecia cerca del paso fronterizo de Pazarakule en Edirne, Turquía, domingo, marzo. 1, 2020.
Migrantes caminan por las vías del tren en dirección a Grecia cerca del paso fronterizo de Pazarakule en Edirne, Turquía, domingo, marzo. 1, 2020.   -   Derechos de autor  AP / Emrah Gurel   -   Emrah Gurel
Tamaño de texto Aa Aa

Miles de refugiados y migrantes permanecen en la frontera greco-turca mientras intentan llegar a Europa, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones son al menos 13.000 migrantes los que aguardan en los 212 kilómetros de fronteras compartidas.

El ejército y la policía de Grecia no les permiten entrar en el país, y a menudo se producen violentos enfrentamientos entre ambas partes.

Pero algunos migrantes lo han logrado. Aabdar y sus amigos cruzaron la frontera y ahora esperan caminar hacia una vida mejor. Sin embargo, no conocen el camino por lo que se encuentran totalmente perdidos.

"Empezamos nuestro viaje desde Afganistán. Permanecimos en Turquía durante meses. No podíamos quedarnos en nuestro país por culpa de los talibanes", relató el jovén afgano de 18 años a Euronews.

Nuestro periodista, Apostolos Staikos, en la zona nos detalla la situación: "estos tres amigos de Afganistán están entre los pocos que han logrado cruzar la frontera. Quieren llegar a la ciudad griega de Salónica, pero es muy poco probable ya que las fuerzas policiales y el ejército patrullan la zona día y noche, arrestando a todos los que cruzan".

Las autoridades estiman que en el cruce fronterizo de Kastanies hay por lo menos 3.000 migrantes esperando para cruzar a Grecia. Además, los migrantes hicieron unos 9.600 intentos de entrar al país europeo durante la noche.

La tensión en el punto norte de la frontera no cesó hasta alrededor de las 2 de la mañana.

"Miles personas están atrapadas en nuestras fronteras. No han venido aquí por su cuenta. Turquía los expulsa y los repele. Nuestro país vecino los explota para su propio beneficio", dijo Michalis Chrisochoidis, ministro de la protección a la ciudadanía de Grecia.

Tanto en mar como en tierra, las autoridades han aumentado considerablemente las patrullas. Atenas está enviando un claro mensaje a todas las partes: Grecia no tolerará esta oleada migratoria.

Pero las últimas 24 horas más de 400 migrantes han llegado a las islas griegas.