Última hora
This content is not available in your region

Un tenor de ópera convertido en repartidor por la pandemia

euronews_icons_loading
El tenor en su bicicleta
El tenor en su bicicleta   -   Derechos de autor  EBU
Tamaño de texto Aa Aa

De poner la voz en óperas como 'Don Giovanni' o 'Fígaro' a repartir comida en bicicleta. Es el rumbo marcado por la covid que ha tenido que seguir el tenor francés Sébastien Soules tras volver a su país.

Antes de dar un brusco cambio a su carrera por el cierre de los recintos, Soules habia actuado en más de 2.500 ocasiones en teatros de todo el mundo. . Pero ni siquiera ese currículum fue suficiente para seguir con su actividad: "Fui a la oficina de empleo, quería impartir clases de canto y.... nada, nada, nada... y como tenía mi moto y me encantaba pensé: bueno, a lo mejor funciona, y me metí en plataformas de reparto."

El tenor regresó de Austria a su país para ver a sus padres, pero allí de dio cuenta de que la crisis sanitaria iba a ser más larga de lo prevista, manteniéndole alejado de los escenarios por un tiempo indeterminado. Ahora "pedaleando entre 25 y 30 horas por semana, alcanzo a ganar 1.200 euros".

Soules pude disfrutar de una audiencia, la de una residencia de ancianos, catorce meses después del inicio de la pandemia. Es un cambio importante respecto a su rutina laboral durante la pandemia: jornadas en las que llega a los 40 kilómetros sobre su bicicleta para hacer las entregas en los tiempos adecuados.

El coronavirus ha provocado el cambio de muchas vidas. La del tenor es una de tantas, un destino que el afronta de forma optimista hasta que el telón se vuelva a subir.