Última hora
This content is not available in your region

Llega a Portugal la quinta conferencia mundial de enoturismo

euronews_icons_loading
Llega a Portugal la quinta conferencia mundial de enoturismo
Derechos de autor  Gregorio Borgia/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Por Ricardo Figueira
Tamaño de texto Aa Aa

El vino es sinónimo de alegría, amistad, celebración... Y en los últimos tiempos, también es sinónimo de crecimiento del turismo. Sobre todo, cuando el sector se está recuperando de una de las peores épocas de la historia, y cuando la gente busca cada vez más destinos rurales.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) eligió Monsaraz, en el Alentejo (Portugal), para celebrar la quinta conferencia mundial de enoturismo, la primera desde la pandemia.

"El enoturismo se está haciendo muy popular. Mucha gente viaja para descubrir las rutas del vino. Aquí estamos creando nuevos productos, nuevas pautas. Estamos creando nuevas tendencias y una de ellas, que iniciamos hace cinco años, es el desarrollo del enoturismo", asegura el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Zura Pololikashvili.

"Las tendencias de los viajes han cambiado con esta pandemia. Nosotros, hoy en día, después de estos tiempos de encierro, buscamos espacios abiertos, espacios así, idílicos, como los que encontramos aquí en Monsaraz, en Alentejo. Espacios rurales. Esa tendencia de demanda continuará. Estos nuevos emplazamientos van a continuar y el enoturismo casa muy bien con estos territorios", contaba a Euronews la secretaria de Estado de Turismo de Portugal, Rita Marques.

La recuperación ya se está notando en países que, además de ser productores de vino, son muy dependientes del turismo. Es el caso de Portugal, Grecia e Italia, que acoge la próxima conferencia.

La viceministra de Turismo de Grecia, Sofia Zachariki, expicaba así el caso de su país: “Contra todo pronóstico, a pesar de las dificultades, el turismo sigue manteniéndose fuerte y creo que, por supuesto, el turismo de intereses especiales, como el enoturismo, está contribuyendo enormemente a ello. Hablemos de cifras. Te voy a dar la cifra exacta de una bodega, una de las más prestigiosas, en Santorini. En 2019, recibieron más de un millón de huéspedes. Este año tuvieron casi el 50% de los invitados.

“Ya durante la pandemia, el año pasado, hubo un crecimiento. Este año ha habido un aumento del 17% en la demanda de turismo gastronómico y enológico. Es un sector por el que apostamos mucho, pero todavía le falta un poco de organización. Si trabajamos bien la organización, tanto a nivel digital como a nivel de promoción e integración en la oferta turística, podremos dar el salto”, cuenta el ministro de Turismo de Italia, Massimo Garavaglia.

Todos los implicados coinciden en un punto: cuanto más crece el número de turistas, más crecen las exportaciones de vino, especialmente a los países de los que proceden los visitantes.

Uno de los principales protocolos firmados aquí es el que une a la Organización Mundial del Turismo con Great Wine Capitals , organización que agrupa a las principales ciudades y regiones vitivinícolas del mundo. Este acuerdo permitirá que el enoturismo siga floreciendo y sea uno de los motores de la ansiada recuperación del turismo mundial. ¡Salud!