EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Un juez italiano decreta libertad para el expresidente catalán sin medidas cautelares

Una mujer durante una protesta en apoyo a Puigdemont frente al consulado italiano en Barcelona, España, el viernes 24 de septiembre de 2021
Una mujer durante una protesta en apoyo a Puigdemont frente al consulado italiano en Barcelona, España, el viernes 24 de septiembre de 2021 Derechos de autor Joan Mateu/AP
Derechos de autor Joan Mateu/AP
Por euronews con EFE
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Un juez italiano decreta libertad para Puigdemont que puede viajar libremente al no imponerse medidas cautelares, aunque tendrá que volver a Cerdeña el 4 de octubre para la vista sobre su eventual extradición a España.

PUBLICIDAD

El Tribunal de Apelación de Sassari (Cerdeña, Italia) decidió hoy dejar en libertad al expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, que fue detenido este jueves en Alguer en virtud de una orden del Tribunal Supremo español, 

En contra de las primeras informaciónes facilitadas por su abogado en Italia, Agostinangelo Marras, finalmente podrá viajar libremente porque el juez no adoptado medida cautelar alguna.

El juez ha considerado que su arresto ayer en el aeropuerto de Alguer se realizó de acuerdo con la ley. No obstante, Puigdemont tendrá que presentarse a la audiencia sobre su eventual extradición a España el próximo 4 de octubre.

Puigdemont, que intervino en la vista telemáticamente y sobre el que pesa una la orden europea de detención y entrega cursada por el Tribunal Supremo por un delito de sedición y malversación, ha abandonado la prisión de alta seguridad de Sassari en la que ha pasado unas horas encarcelado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Sánchez promete ayudas para La Palma y reivindica el diálogo en Cataluña

¿Sigue activa la euroorden de detención contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont?

El caso Puigdemont se enreda y su extradición no es tan sencilla como parece