La guerra entre Israel y Hamás pasa factura a la economía israelí

Un grupo de personas pasa junto a un muro con fotografías de rehenes, en su mayoría civiles israelíes, secuestrados durante el ataque sin precedentes de Hamás contra Israel del 7 de octubre, en Tel Aviv, Israel.
Un grupo de personas pasa junto a un muro con fotografías de rehenes, en su mayoría civiles israelíes, secuestrados durante el ataque sin precedentes de Hamás contra Israel del 7 de octubre, en Tel Aviv, Israel. Derechos de autor Oded Balilty/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Por Doloresz Katanich
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La producción económica de Israel se desplomó en los tres últimos meses de 2023, impulsada principalmente por una gran caída del consumo privado.

PUBLICIDAD

La economía israelí se ha visto gravemente afectada por la guerra con Hamás tras el ataque a Israel del 7 de octubre de 2023. La producción en los tres últimos meses de 2023 cayó un dramático 19,4% en comparación con el mismo periodo de 2022.

La caída fue mayor de lo que esperaban los analistas del mercado y marca la mayor contracción en casi cuatro años, según la primera estimación de la Oficina Central de Estadística de Israel.

El descenso se debió en parte a una bajada de la actividad empresarial, ya que los trabajadores fueron llamados a filas y se denegó la entrada en Israel a empleados palestinos.

El principal motor de la contracción fue el consumo privado, que se contrajo un 26,9%, mientras que la inversión empresarial se desplomó un 67,8%. Las exportaciones cayeron un 18,3% y las importaciones un 42%.

Mientras tanto, el gasto público compensó parte de las pérdidas, con un aumento del 88,1%, principalmente en gastos de guerra. La economía israelí para el año 2023 aumentó un 2%, según la oficina de estadísticas, pero por debajo del 6,5% de 2022.

La Bolsa de Tel Aviv no pareció mostrar signos de preocupación, y el índice de referencia TA-35 cerró con una ligera alza de alrededor del 1%.

Moody's, una de las mayores agencias de calificación crediticia del mundo, rebajó la semana pasada la calificación de Israel: "El impacto negativo sobre las instituciones y las finanzas públicas del país (...) puede resultar más grave de lo que Moody's evalúa actualmente".  

Las calificaciones son una guía para los inversores a la hora de evaluar el riesgo de los bonos de un país, basándose en factores como las perspectivas económicas y el riesgo político.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Medio centenar de muertos en la Franja de Gaza durante las últimas 24 horas

Noruega transferirá fondos congelados a la Autoridad Palestina

El impuesto de sucesiones en Europa: ¿cómo varían las normas, los tipos y los ingresos?